Mundo

Ciudadano estadounidense que pasó 30 años preso por error recibirá millonaria indemnización

Mark Denny fue condenado a 57 años de cárcel por robo, violación, sodomía y coerción en 1989.

Crédito: Innocence Project / fotógrafo: Sameer Abdel-Khalek
Pasó 30 años preso por error: recibirá millonaria indemnización

Mientras la miniserie "Así nos ven (When They See Us)" es un éxito en Netflix —que narra una historia real ocurrida en 1989 donde cinco adolescentes (cuatro afroamericanos y un latino) fueron condenados a prisión por error, demostrando los profundos vicios del sistema—, un caso similar está a punto de tener un desenlace de reparación relativamente satisfactoria para la víctima.

De acuerdo a The New York Post, un hombre llamado Mark Denny recibirá US$ 9,75 millones de compensación luego de haber sido enviado a prisión en 1989 con una pena de 57 años tras las rejas por un crimen que no cometió.

Los hechos ocurrieron en diciembre de aquel año, cuando un grupo de adolescentes irrumpió en un Burger King en la ciudad de Nueva York. Robaron y agredieron sexualmente a una mujer de 18 años que trabajaba en el local.

El Departamento de Policía detuvo a cuatro jóvenes, entre ellos a Denny, que en ese momento tenía 17 años y que defendió su inocencia hasta el final: el jurado popular lo condenó, incluso, habiendo acusado a los investigadores de incriminarlo y falsear pruebas.

Los cargos incluían robo, violación, sodomía y coerción.

Pasó 30 años preso por error: recibirá millonaria indemnización

Según sus declaraciones, durante sus casi 30 años en la cárcel, Denny sufrió "daños severos y continuos, dolor y sufrimiento físico y emocional, enfermedad física, pérdida de relaciones familiares, pérdida de ingresos y daños a su reputación".

Innocence Project estuvo al tanto del caso y lo ayudó para ver su caso con la Unidad de Revisión de Condenas. La investigación determinó que el hombre no pudo haber estado allí. 

En 2017, la Oficina del Fiscal del Distrito de Brooklyn confirmó ese hallazgo, siendo exonerado y puesto en libertad.

Un año después envió una notificación de reclamación donde le informaba al contralor Scott Stringer que demandaría al Estado por un delito que no cometió, entregando diversos puntos de la investigación que no hacían sentido.

"Fue lo mejor para el interés de la ciudad resolver el litigio previamente", dijo la portavoz del contralor. Y, claro, el pago de los US$ 9,75 millones es sumamente bajo en comparación con los US$ 50 millones de una eventual demanda que Denny podría haber efectuado contra el Estado.

*Las imágenes corresponden a Innocence Project y corresponden al fotógrafo Sameer Abdel-Khalek

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Mundo