Mundo

Condenan a cárcel a mujer que obligó a su hijo a ser operado innecesariamente por 8 años

Getty Images - Referencial
Por T13
Kaylene Bowen-Wright afirmó que su hijo padecía enfermedades como cáncer o distrofia muscular. En total, tuvo 320 visitas al doctor y 13 intervenciones quirúrgicas.

Kaylene Bowen-Wright, una ciudadana estadounidense, fue condenada a seis años de cárcel tras haber obligado a su hijo, durante sus primeros ocho años de vida, a someterse a diversas operaciones innecesarias.

Christopher Bowen, que actualmente tiene 10 años, fue forzado a visitar 320 ocasiones al médico y, además, sometido a 13 cirugías.

Según consigna NBC, su madre había fingido que el menor padecía cáncer, distrofia muscular y otras enfermedades; por lo que requería intervenciones quirúrgicas.

La exposición a la radiación provocó el padecimiento de sepsis y la formación de coágulos de sangre.

Sin embargo, en 2017 se supo la situación y médicos alertaron a servicios de protección infantil para que se hicieran cargo del menor de edad producto de los abusos de su madre.

Y es que se constató que ninguna de las enfermedades, que habían sido acusadas por su madre, eran reales; por lo que se le procedió a quitar la custodia y, además, a iniciar un juicio en su contra.

El padre del menor de edad, Ryan Crawford, acusó que, en primera instancia, no pudo convencer ni a jueces de familia ni a doctores sobre las mentiras que estaba elaborando la mujer.

"Había demasiada manipulación, demasiadas mentiras. No sabía qué hacer (...) nunca me creyeron", afirmó.

Tras cerrarse la investigación del caso, se determinó que Kaylene Bowen-Wright deberá cumplir una pena de seis años de cárcel, mientras que especialistas acusan, por un lado, que podría padecer del síndrome de Münchhausen por poder, que consiste en la simulación de enfermedades en personas dependientes para generar atención a sí misma.

Junto con ello, se sugirió que someter al joven a un tratamiento podría ser inútil, pues podría causar un trauma adicional al ya generado por las constantes visitas.