Mundo

Conmoción en México por joven que apareció muerta tras tomar un Cabify

TWITTER
El caso de femicidio causó revuelo en el país, el que se suma a los casi 2.000 que se han registrado en lo que va de este 2017.

Este domingo se realizaron una serie de manifestaciones en las principales ciudades de México, luego de que se registrara el nuevo caso de femicidio de la joven Mara Castilla, de 19 años, quien salió a una fiesta con sus amigos el pasado 8 de septiembre. Al regresar a su casa en la madrugada, solicitó un móvil a la empresa de transportes Cabify. Sin embargo, la joven no llegó a su domicilio, causando la preocupación de familiares y amigos.

A más de una semana de la desaparición de Mara, autoridades hallaron el cuerpo de la joven envuelto en una sábana. De acuerdo a las investigaciones, media hora después de que Ricardo Alexis "N" -conductor de la empresa- recogiera a la joven, se estacionó en frente de la casa de la víctima durante 20 minutos, con tal de demostrar que el chofer había completado el trayecto. Sin embargo, el hombre la llevó a un motel para posteriormente violarla y asfixiarla.

De acuerdo al testimonio de Ricardo a las autoridades, la joven le habría solicitado bajarse del automóvil, pero las pesquisas probaron lo contrario, a lo que se sumó que el conductor se quedó con el celular de Mara, permitiendo que se pudiera rastrear mediante GPS el desplazamiento del vehículo y probando que el sujeto la llevó a un motel para cometer el crimen.

En tanto, cámaras de vigilancia comprobaron que Ricardo abandonó el motel a las 8:20 de la mañana del 9 de septiembre y, junto con él, llevaba el cuerpo de Mara, una sábana y una toalla. Pasada una semana del crimen, brigadistas investigadores encontraron el cuerpo de la muchacha en el fondo de un barranco.

Tras el curso de la investigación, Ricardo se encuentra en prisión, a quien se le acusó de femicidio y, de acuerdo a medios locales, podría ser condenado de por vida. Ante la situación, el fiscal del Estado de Puebla, Victor Carrancá Bourget reveló a El Sol de Pueba que los crímenes de femicidio tienen una pena de 60 años de prisión, al que se le sumarán 5 años más por privación ilegal de la libertad y por el robo del celular de Mara.

De acuerdo a las declaraciones de la empresa mediante Twitter, Cabify lamentó la muerte de Mara y exigieron "todo el peso de la ley para quien o quienes resulten responsables".

El hecho causó un fuerte dolor en la familia de Mara, en sus círulos más cercanos y en toda la comunidad mexicana, quienes se reunieron durante esta jornada para manifestarse en contra los casos de femicidios que han ocurrido en el país. El crímen de la joven se suma a los casi 2.000 que se han registrado durante este 2017 en México.