Mundo

COVID-19: ¿provoca la vacuna de Pfizer/BioNTech miocarditis?

dw
Deutsche Welle
Por Deutsche Welle
Según el Ministerio de Salud de Israel, no se ha demostrado una relación causal entre los supuestos casos de inflamación del músculo cardíaco en jóvenes y la vacuna de Pfizer/BioNTech.

Hasta el momento, no habría pruebas de que exista realmente una relación entre la inflamación del músculo cardíaco (miocarditis) recientemente identificada en Israel y la vacuna de Pfizer/BioNTech. El Ministerio de Salud israelí está investigando varios casos de este tipo que han sido reportados en los medios de comunicación del país.

Uno de los análisis citados por los medios no habría sido publicado por ese ministerio, y no se ha demostrado una frecuencia inusual de la enfermedad, según una portavoz del ministerio: "No hay ningún aumento claro en la mortalidad debido a la vacunación, y tampoco es seguro que haya un aumento del número de casos de miocarditis en comparación con el mismo periodo del año pasado". En años anteriores también se habría registrado un número similar de casos de miocarditis.

Sin informe oficial

No se sabe hasta ahora quién lanzó el informe preliminar de un grupo de expertos a los medios de comunicación israelíes. Según el informe, hubo "decenas de casos" entre los más de cinco millones de vacunados, principalmente después de la segunda dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech. Se habla de 62 casos de miocarditis, la mayoría entre hombres jóvenes de 18 a 30 años. La mayoría de los pacientes han sido dados de alta del hospital en buenas condiciones. Sin embargo, una mujer de 22 años y un hombre de 35 habrían muerto. Al parecer, no tenían ninguna enfermedad previa.

Aunque los resultados son todavía preliminares y tienen que ser investigados, de acuerdo con los medios de comunicación debe haber una relación entre la vacuna y los casos reportados: "Es probable que la aparición de miocarditis esté relacionada con la vacunación (especialmente la segunda dosis)", cita el Jerusalem Post. "En este momento, se percibe un número de casos de miocarditis superior al esperado, especialmente en el grupo de edad hasta los 30 años", dice.

Además, según el informe, el riesgo de inflamación del músculo cardíaco tras la vacunación podría ser de 1 entre 100.000 para toda la población, mientras que para los hombres jóvenes podría ser de 1 entre 20.000.

Ministerio de Salud evalúa los casos

A pesar de que esos datos no provienen del Ministerio de Salud israelí, este debatirá este "importante informe" con expertos y también hará públicas las conclusiones en los próximos días. Actualmente, no hay reportes en la página web de ese ministerio sobre los posibles efectos secundarios cardíacos de la vacuna de Pfizer/BioNTech.

No obstante, es difícil confirmar una relación entre la enfermedad y la vacuna, ya que la miocarditis también puede ser causada por muchos otros virus. A menudo se produce tras una infección viral del tracto respiratorio o gastrointestinal. Con menor frecuencia, otros gérmenes o enfermedades autoinmunológicas pueden provocar enfermedades cardiacas. Además, la miocarditis suele desarrollarse sin síntomas ni complicaciones, lo que dificulta su diagnóstico.

Farmacéutica niega conexión

Por su parte, el fabricante de la vacuna, Pfizer/BioNTech afirmó que los efectos secundarios adversos se revisan de forma regular y exhaustiva. "No hemos observado una tasa de miocarditis superior a la esperada en la población en general", señaló Pfizer en un comunicado. "No se ha establecido una relación causal con la vacunación. En este momento no hay pruebas de que exista un riesgo de miocarditis asociado a nuestra vacuna", enfatizó.

El hecho de que en los últimos meses haya habido más información sobre la vacuna Pfizer/BioNTech, principalmente desde Israel, tiene que ver con la inteligente estrategia de vacunación del país. Israel pudo asegurarse desde el principio grandes cantidades del codiciado inmunizante, y no solo porque pagó mucho más que, por ejemplo, que la UE por la vacuna y porque el Estado asumió la responsabilidad del producto.

Israel proporciona, sobre todo a Pfizer, datos semanales anónimos sobre infecciones y vacunaciones, así como datos demográficos de los pacientes, como la edad y el sexo. Así, gracias al sistema sanitario digitalizado de Israel, las empresas farmacéuticas no solo obtienen información de forma muy rápida y fiable, sino que, sobre todo, obtienen muchas más referencias de las que obtendrían en cualquier estudio. Esa es una fuente de información inestimable para las compañías farmacéuticas.

Casos en Chile

Información actualizada al 15 de mayo de 2021

Contagiados

1.280.252

Fallecidos

27.734

Casos Activos

36.964