Mundo

Dictan en Perú prisión preventiva por 30 meses para cuñada de presidente Castillo

AFP - Yenifer Paredes
Por AFP
Según la tesis fiscal, la cuñada del mandatario habría aprovechado su influencia en el Poder Ejecutivo para que, a través de la empresa de su amigo Hugo Espino.

Un juez peruano envió este domingo a prisión preventiva por 30 meses a la cuñada del presidente Pedro Castillo, Yenifer Paredes, acusada por la fiscalía de integrar una supuesta red de corrupción dirigida desde el palacio de gobierno.

"Dispongo la prisión preventiva para ambos imputados por 30 meses", dijo el juez Johnny Gómez Balboa tras una audiencia de casi cuatro horas. El otro inculpado es el alcalde José Medina. La fiscalía pedía 36 meses de prisión preventiva para cada uno.

Bolsonaro y Lula se acusan frente a frente en primer debate en Brasil AFP - Bolsonaro y Lula
Lee También >

"Está destruyendo el país" y "ladrón": El acalorado primer debate entre Bolsonaro y Lula

Paredes, de 26 años, está acusada de formar parte de una red de corrupción que concedía contratos de obras públicas y de lavado de activos, dirigida -según la fiscalía- por el mandatario izquierdista,. Ella arriesga una condena de 23 años. 

La cuñada del presidente compareció de manera virtual ante el juez desde un cuartel policial limeño, donde permanecía con prisión preliminar desde el 10 de agosto.

En los próximos días debe ser trasladada a la cárcel de mujeres de Chorrillos, en el sur de la capital peruana.

Medina, el coinculpado, es alcalde de Anguía, un pueblo de la norteña de Cajamarca, región de la que es oriunda la familia de Castillo.

La fiscalía dice que la cuñada y el alcalde estaban coludidos para ofrecer y adjudicar irregularmente obras de saneamiento.

Durante la audiencia, decenas de manifestantes oficialistas y opositores se congregaron afuera del tribunal y gritaron consignas en favor y en contra de Yenifer Paredes. 

Policías antimotines evitaron que ambos grupos se enfrentaran, pero unos manifestantes arrojaron huevos, algunos de los cuales cayeron sobre unos periodistas.

Tanto el fiscal Jorge García Juárez como el defensor de Paredes, José Dionicio Quesnay, anunciaron que apelarán. El primero para aumentar el periodo a 36 meses y el segundo para impedir su clienta vaya a prisión preventiva.

El caos se apodera del barrio de Cristina Fernández