Mundo

El destino fatal de la protagonista de icónica imagen del atentado del 11-S

Marcy Borders fue para muchos el rostro de los sobrevivientes del trágico hecho ocurrido el 11 de septiembre de 2001.

Pese a que ya había burlado a la muerte de manera casi milagrosa finalmente no pudo contra el cáncer de estómago. Durante este lunes se produjo el deceso de la ciudadana estadounidense Marcy Borders, quien dejó de existir a los 42 años.

Su rostro se hizo mundialmente conocido al ser, para muchos, la protagonista de la imagen que más simboliza la supervivencia tras el atentado ocurrido el 11 de septiembre de 2001 en el World Trade Center de Nueva York a manos de un grupo de Al Qaeda.

Sus propios familiares confirmaron la noticia a medios locales sobre la denominada "Dama de Polvo". La imagen tomada hace casi 14 años la muestra saliendo de las Torres Gemelas totalmente aturdida, con la mirada perdida, y en evidente estado de shock luego que los dos aviones impactaran sobre estas construcciones símbolos de la cultura de Estados Unidos.

Su agonía comenzó en abril de 2014 cuando fue diagnosticada con la enfermedad. Su evolución casi fulminante alcanzó para que la propia Borders ligara sus células cancerígenas como secuelas del llamado 11-S.

Al momento del macabro ataque tenía solamente 28 años y llevaba recién un mes trabajando en el lugar. Precisamente en el piso 81. De hecho, la forma en que logró salvar su vida fue desatender totalmente la orden de su jefe que, tras el primer impacto, les ordenó a todos permanecer en su lugar. Ella, por instinto, se retiró por su propia cuenta.

Durante ese mismo 2011, concedió una entrevista con DailyMail. "Cientos de personas estaban tratando de salir. El hueco de la escalera estaba dañado y tenía que salir por allí. Estaba segura de que moriríamos. Estoy tan feliz de que tuve la fuerza de llegar a planta baja".

Fue en ese preciso momento en que fue captada cubierta de polvo. El resto ya es historia.

ETIQUETAS DE ESTA NOTA