Mundo

Electoras homenajean a la primera mujer votante de Estados Unidos

Reuters
La tumba de Susan B. Anthony, famosa por ser arrestada después de votar ilegalmente en 1872, se ha llenado de pegatinas "Yo voté" en el mismo día en que una mujer podría convertirse por primera vez en presidenta de la nación.

Cientos de votantes, principalmente mujeres, hicieron largas filas en el cementerio de Rochester, en el estado de Nueva York, para rendir homenaje a Susan B. Anthony  en este martes de elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Votantes de diferentes edades y sus familias concurrieron para dejar su pegatina "Yo voté" en la lápida de una de las figuras ícono de la lucha por los derechos de la mujer en Estados Unidos, justo el día en que una de ellas compite -con serias posibilidades de triunfo- para convertirse en la primera presidenta de la nación.

Largas filas en el cementerio de Rochester, Nueva York.

"Este es mi primer año de votación, así que es muy emocionante y definitivamente quería rendir homenaje a Susan porque ella dio el primer gran paso para que yo pudiera votar como mujer", dijo Amber Cartwright, una de las cientos de visitantes que este martes tuvo la tumba en el cementerio Mount Hope.

Familias completas han llegado a dejar pegatinas a la tumba de la activista.

Susan B. Anthony es el rostro más reconocible del movimiento de sufragio de las mujeres en Estados Unidos, famosa por su arresto después de votar ilegalmente en la ciudad de Rochester en 1872.  Aunque Anthony murió en 1906, 14 años antes de que las mujeres ganaran el derecho a voto, es ampliamente reconocida como la primera mujer votante de Estados Unidos.

Susan B. Anthony votó ilegalmente en 1872 y fue arrestada.

Casi un siglo después de que las mujeres en los Estados Unidos hayan ganado el derecho a sufragar, Hillary Clinton es la primera mujer nominada a la presidencia por uno de los partidos mayoritarios del país.