Mundo

Estudio dice que deshielo en el pasado aumentó el nivel del mar mucho más rápido que hoy

AFP
Por AFP
Según los científicos, el nivel de las aguas podría subir un metro o incluso el doble para finales del siglo XXI.

El deshielo de los casquetes glaciales en el pasado provocó un aumento del nivel del mar mucho más rápido que en la actualidad, según un estudio británico publicado el jueves que aporta "claves" sobre los efectos del calentamiento global. 

Según los científicos, el nivel de las aguas podría subir un metro o incluso el doble para finales del siglo XXI.  

Estos investigadores, dirigidos por científicos de la Universidad de Durham, utilizaron registros geológicos del nivel del mar en el pasado para estimar que los niveles subieron 3,6 metros por siglo durante un periodo de 500 años al final de la última era glacial, hace unos 14.600 años. 

AFP

El equipo también descubrió que este aumento de 18 metros en el nivel del mar pudo provenir principalmente del derretimiento del hielo en el hemisferio norte y no en la Antártida como se pensaba anteriormente.  

Los científicos afirman que su trabajo puede proporcionar "claves" sobre el impacto del cambio climático en nuestros mares.  

"Descubrimos que la mayor parte del rápido aumento del nivel del mar se debió al deshielo del casquete glacial en Norteamérica y Escandinavia, con una contribución sorprendentemente pequeña de la Antártida", explicó la coautora del estudio Pippa Whitehouse, del departamento de geografía de la Universidad de Durham, en el noreste de Inglaterra.  

"La siguiente gran pregunta es qué desencadenó el deshielo y qué impacto tuvo la afluencia masiva de agua en las corrientes oceánicas del Atlántico Norte", añadió. 

"Esto nos preocupa mucho hoy en día", asegura, porque "cualquier perturbación de la corriente del Golfo, por ejemplo debido al deshielo en Groenlandia, tendrá consecuencias importantes para el clima en el Reino Unido".  

El aumento del nivel del mar durante cinco siglos al final de la última era glacial provocó la inundación de grandes extensiones de tierra y una alteración de la circulación oceánica, con efectos en cadena sobre el clima mundial, explicaron los científicos.