Mundo

Dos franceses detenidos en Rio de Janeiro por subir a uno de los brazos del Cristo Redentor

AFP
Por AFP
Los turistas que tiene historial en anécdotas vertiginosas de edificios emblemáticos de Dubái, Nueva York o París, fueron liberados tras pagar una fianza de casi un millón y medio de pesos.

Dos jóvenes franceses fueron arrestados después ver el amanecer sobre la imponente estatua del Cristo Redentor, un monumento icónico que ofrece una vista única de Rio de Janeiro, confió el martes a la AFP una fuente consular francesa. 

Clément Dumais y Paul Roux se quedaron tras el cierre del ingreso a visitantes y pasaron la noche del domingo cerca de la estatua de 38 metros de altura. 

Antes del amanecer, los dos franceses entraron al monumento, subieron por sus escaleras internas, y salieron por una escotilla en uno de los brazos para observar el amanecer sobre la 'cidade maravilhosa' y su majestuosa bahía de Guanabara. 

Biden plantea AFP
Lee También >

Biden cita "creciente" amenaza de atentado del Estado Islámico al justificar retirada de Kabul

La distancia de una mano a la otra de la estatua del Cristo, que tiene los brazos abiertos, es de 28 metros. 

Pero la aventura terminó ahí para los dos jóvenes originarios de la Región parisina. El lunes fueron detenidos y luego liberados tras el pago de una fianza de 10.000 reales (cerca de un millón y medio de pesos). Ahora, según la misma fuente, deberán comparecer ante un juez.

Contactados por AFP, la policía turística de Rio evitó pronunciarse sobre este asunto y explicó que estaban "verificando" los hechos. 

Aficionados a las emociones fuertes, los dos franceses nacidos en los años 1990 acumulan una serie de anécdotas vertiginosas en edificios emblemáticos de Dubái, Nueva York o París, de las que han publicado fotos y vídeos en las redes sociales. 

La estatua del Cristo Redentor, cuyo 90º aniversario se celebrará en octubre, acaba de ser restaurada con escaladores profesionales equipados con arneses y colgando en el vacío.

Junto al Pan de Azúcar, el Cristo Redentor, ubicado en la cima del cerro Corcovado, es el sitio más visitado de la capital turística de Brasil, con casi dos millones de turistas cada año. Pero de día.