Mundo

Injertan nariz en antebrazo a mujer para que recupere su olfato luego de padecer cáncer

Hospital Universitario de Toulouse
Por T13
Una mujer en Francia se sometió a una inusual intervención luego de perder su nariz y parte del paladar.

Una mujer vivió seguramente el momento más difícil de su vida luego de que perdiera su nariz a raíz de un cáncer de piel. Es por esto que los médicos le implantaron una nariz nueva en su brazo para que pudiera recuperar su olfato.

En específico, los doctores le recomendaron a la paciente someterse a un trasplante con biomateriales que le permitiría convivir con una nariz en su antebrazo por un tiempo.

Este procedimiento quirúrgico significa un gran avance en el ámbito científico y consiste en idear un material capaz de restablecer la función del órgano dañado.

Confirmado: Benzema se pierde el Mundial de Catar 2022 AFP - Karin Benzema
Lee También >

Confirmado: Benzema se pierde el Mundial de Catar 2022

En 2013, Carine de 50 años sufrió un cáncer de cavidad nasal el cual le obligó a recibir un tratamiento de radioterapia y quimioterapia. Aunque los médicos lograron salvar su vida, gran parte de su nariz y paladar quedaron destruidos.

Luego de esto, la mujer pasó ocho años encerrada en su casa por temor a burlas y críticas que pudiera recibir por parte de otras personas.

Sin embargo, gracias al avance de la ciencia,  los médicos de Otorrinolaringología Cirugía Cérvico-Facial del Hospital Universitario de Toulouse y del Instituto Claudius Regaud, en Francia, lograron reconstruir esa parte de su rostro en su brazo, ya que, como explicaron los especialistas, el antebrazo cuenta con una piel muy fina, parecida a la del rostro.

“Es como un soporte que da forma. La piel vive alrededor, los tejidos van dentro del biomaterial que es llenado por las células del cuerpo del paciente. El biomaterial impreso en 3D hecho a medida se colocó debajo de la piel del antebrazo para que pudiera colonizarse y lo mantuvo allí durante dos meses”, explicó la profesora Agnès Dupret-Bories según consigno el mismo hospital.

Se fabricó la nariz a medida en una impresora 3D con materiales biológicos para luego ser implantada en el brazo de Carine para que luego su propio cuerpo terminara de modelarla y así recuperar una gran parte de su olfato.

Tras varios meses, Carine ya tiene una nueva nariz en su rostro, aunque aún debe someterse a una reconstrucción dental.

Empleados de Twitter renuncian en masa tras ultimátum de Elon Musk

ETIQUETAS DE ESTA NOTA