Mundo

Jair Bolsonaro pide al Senado destituir a juez que lo investiga

AFP
Por AFP
El juez ordenó investigar al presidente por crímenes de "calumnia" e "incitación al crimen" por los cuestionamientos a la legitimidad del sistema de votación electrónica en Brasil.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pidió este viernes al Senado abrir un proceso de destitución contra un juez de la suprema corte, en medio de crecientes tensiones entre ambos poderes.

El presidente del Senado, Rodrigo Pacheco, confirmó haber recibido la solicitud de destitución contra Alexandre de Moraes, uno de los once jueces del Supremo Tribunal Federal (STF) con quien Bolsonaro mantiene una fuerte confrontación desde hace meses.

Pacheco anticipó que "analizará" el pedido, pero, pese a ser un aliado del gobierno, se distanció de la propuesta y advirtió que ese mecanismo "no debe ser banalizado o mal usado".

"No vamos a ceder a ningún tipo de ataque para desunir a Brasil (...) cuenten conmigo para esta unión y no para la división", dijo a periodistas en Sao Paulo.

Se trata de la primera solicitud de destitución contra un juez del STF realizada por Bolsonaro desde que asumió en 2019.

Corte Suprema ordena investigar a Bolsonaro por noticias falsas sobre elecciones en Brasil AFP
Lee También >

Corte Suprema ordena investigar a Bolsonaro por noticias falsas sobre elecciones en Brasil

En su denuncia, Bolsonaro alega que De Moraes es parcial en una investigación abierta en 2019 por el STF tras denunciarse noticias falsas, ofensas y amenazas a varios de sus jueces, y en la cual el juez incluyó al mandatario el 4 de agosto.

El texto sostiene que De Moraes es "al mismo tiempo investigador, acusador y juzgador" y un "censor de la libertad de expresión".

De Moraes ordenó investigar al presidente por crímenes de "calumnia" e "incitación al crimen", entre otras causas relacionadas con sus cuestionamientos -sin pruebas- a la legitimidad del sistema de votación electrónica en Brasil, vigente desde 1996.

En una breve nota, el STF repudió la medida del mandatario "contra uno de sus miembros por decisiones en una investigación aprobada por el Pleno del Tribunal".

"El estado democrático de derecho no tolera que un juez sea acusado por sus decisiones" dijo el STF, al manifestar "total confianza en la independencia e imparcialidad" de De Moraes.