Mundo

Joven muere tras falla multiorgánica producto de una rinoplastía: La familia acusa negligencia

Getty Images - Referencial
Por T13
Leyla Sonmez se sometió a una cirugía plástica que le provocó fuertes dolores y que derivó en un paro cardíaco. La familia acusa negligencia mientras que el doctor que la operó rechaza las acusaciones. Ocurrió en Turquía.

Leyla Sonmez, una joven de 24 años, murió por una falla multiorgánica tras someterse a una rinoplastía en Adana, Turquía.

El hecho ha conmocionado a ese país tras reactivarse la investigación por el caso.

Según consignaron los informes, la joven envió mensajes de voz a un amigo después de la operación, en las que relataba que escupía sangre y sentía fuertes dolores en la zona abdominal.

"No he dormido durante la noche. Me sentí muy incómoda e incluso me desmayé algunas veces. Me sale sangre por la nariz y la boca. Creo que podrían operarme de nuevo", escribió a su amigo, según consigna Mirror.

De paso, en la misma secuencia de mensajes indicó que "tengo un problema con mi corazón. Por eso tenía moretones en mis manos y pies. Mi circulación sanguínea es mala y mi cara está rigida".

Pese a esos relatos, la familia de la joven fue "tranquilizada" por un médico que les aseguró que pronto habría mejoras en su estado de salud pese a las complicaciones ya conocidas.

Sin embargo, el estado de la joven solo empeoró y pocos días después de la operación debió ser trasladada a un hospital por el agravamiento de su cuadro.

Sufrió un paro cardíaco ya dentro del recinto y si bien pudo ser reanimada, se descubrió que sufría de insuficiencia orgánica múltiple, por lo que la derivaron a la unidad de cuidados intensivos.

Pese a los intentos de salvarla, la joven murió el 3 de febrero de 2019 y ahora su padre, Ali Haydar Sonmez, interpuso una denuncia penal porque asegura que hubo negligencia médica.

Si bien en informes forenses se descartó la existencia de una negligencia médica, la familia insistió presentando una petición al Tribunal Penal de Paz de Adana, exigiendo que el asunto sea resuelto por la corte.

Eso mientras que el cirujano plástico que realizó la operación rechazó las acusaciones en su contra y precisó que los frenillos de la joven pudieron haberle causado una infección que derivó en su muerte.