Mundo

La Habana frena reapertura por aumento de casos de COVID-19

dw
Por Deutsche Welle
Los brotes están relacionados con obras de construcción, bares y fiestas privadas, en su mayoría.

La Habana canceló las medidas de reapertura vigentes desde julio pasado e impuso este sábado de nuevo las fuertes restricciones de fase epidémica ante el rápido aumento de nuevos casos de la COVID-19 en las últimas dos semanas, que amenazaba también con extenderse al resto de Cuba.

"El pronóstico indica que la situación está próxima a volverse incontrolable si no tomamos todas las medidas (...) la amenaza de seguir creciendo en contagios se acentúa cada día que pasa", insistió hoy en una comparecencia televisiva el ministro cubano de Salud, José Ángel Portal.

La capital, hasta ahora la única región del país estancada en la fase 1 de la desescalada hace un mes, concentra 205 de los 321 casos de coronavirus detectados en las últimas dos semanas en la isla, que con los 59 contagios de este sábado, 41 importados desde Venezuela, ya acumula 2.888 positivos.

Aunque en la isla nunca se decretó el confinamiento obligatorio, entre hoy y el próximo lunes volverán a estar vigentes en la capital medidas como la paralización total del transporte público, el cierre de playas, piscinas y bares, y severas restricciones en el acceso y salida de La Habana.

"La salud humana es un bien público y todos tenemos la responsabilidad de protegerla. La población tiene que entender estas limitaciones y los sacrificios que conlleva, porque nada está por encima de la salud", subrayó Portal.

Según datos oficiales, el pico de la pandemia en Cuba tuvo lugar entre el 12 y el 18 de abril pasado, con un promedio diario de medio centenar de nuevos casos. A partir de mayo la situación comenzó a mejorar, una tendencia que se consolidó en junio, cuando las autoridades declararon controlada la enfermedad en el país.

El 20 de julio Cuba celebró su primer día sin contagios desde el inicio de la epidemia en marzo, aunque ya el día anterior el único caso registrado fue uno procedente del exterior.

La identificación y aislamiento de los confirmados y sus contactos, unido a estudios en comunidades vulnerables en busca de casos "escondidos" rindió frutos y detuvo la propagación del virus, al punto de que a mediados de junio todo el país, menos La Habana y la cercana Matanzas, comenzó el proceso gradual de reapertura en tres fases.

A principios de julio sólo la capital detectaba nuevos pacientes y todos vaticinaban un rápido avance en la desescalada, hasta que la aparición de un brote en la provincia de Artemisa (en ese entonces en fase 3), limítrofe con la capital, disparó las alarmas.

Casos en Chile

Información actualizada al 12 de junio de 2021

Contagiados

1.468.992

Fallecidos

30.579

Casos Activos

46.377