Mundo

La NASA halla extraño cráter doble en la Luna tras impacto del misterioso cohete

dw
Por Deutsche Welle
Científicos hallaron inesperadamente dos nuevos cráteres en la Luna solo para descubrir un nuevo misterio; ningún otro impacto de cuerpo de cohete en la Luna ha creado cráteres dobles.

Astrónomos han encontrado el lugar de la misteriosa colisión del cohete propulsor que se estrelló contra la cara oculta de la Luna hace más de tres meses. 

Sorprendentemente, las imágenes del Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO), el ojo en el cielo de la NASA en órbita alrededor de la Luna, tomadas el 25 de mayo, revelaron no solo un único cráter, sino un doble cráter, uno oriental (de 18 metros de diámetro) superpuesto a uno occidental (de 16 metros de diámetro).

Según explica la NASA en un comunicado, el doble cráter generado por el impacto el 4 de marzo fue inesperado y puede indicar que el cuerpo del cohete tenía grandes masas en cada extremo.

Doble del cráter, una nueva pista

"Normalmente, un cohete gastado tiene la masa concentrada en el extremo del motor; el resto de la etapa del cohete consiste principalmente en un tanque de combustible vacío", escribió Mark Robinson, de la Universidad Estatal de Arizona, investigador principal del Lunar Reconnaissance Orbiter Camera (LROC). 

"Como el origen del cuerpo del cohete sigue siendo incierto, la naturaleza doble del cráter puede ayudar a indicar su identidad", añadió.

Ningún otro impacto de cuerpo de cohete en la Luna ha creado cráteres dobles. Los cuatro cráteres del Apolo SIV-B tenían un contorno algo irregular (Apolos 13, 14, 15, 17) y eran sustancialmente más grandes (más de 35 metros) que cada uno de los cráteres dobles. El ancho máximo (29 metros) del cráter doble del misterioso cuerpo del cohete estaba cerca del de los S-IVB, según explica la NASA.

Misterioso cohete impacta la Luna

El cohete no identificado llamó la atención de los astrónomos por primera vez a principios de este año cuando se identificó como una etapa superior de SpaceX, que había lanzado el Observatorio Climático del Espacio Profundo (DSCOVR) de la NASA al punto de Lagrange L1 Sol-Tierra en 2015.

Pero nuevas observaciones y cálculos cambiaron esa idea, lo que llevó a muchos científicos a concluir que el cuerpo del cohete era probablemente parte del propulsor Long March 3 que lanzó la misión china Chang'e 5T1 alrededor de la Luna en octubre de 2014. China ha negado esa afirmación, por lo que el misterio perdura. 

Aunque la identidad del cohete sigue siendo incierto, este nuevo hallazgo puede llegar a ser clave para entender finalmente qué pudo haber impactado la Luna a principios de este año.