Mundo

La ola de calor precoz se amplifica en el sur de Europa

AFP - Niños intentando evitar el calor
Por AFP
En Alemania, la ola de calor empezó a llegar desde el viernes, y este sábado las temperaturas podrían elevarse hasta los 40ºc.

La ola de calor precoz que golpea el sur de Europa desde hace varios días se extendió y amplificó este sábado a toda Francia, donde se esperan récords de temperaturas, mientras en España los bomberos siguen luchando contra varios incendios y el norte de Italia sufre una dura sequía.

La casi totalidad del territorio francés se verá afectado, con varios departamentos del sudoeste del país en vigilancia roja, el nivel más alto, y temperaturas que podrían llegar localmente a los 42°C, según Météo-France.

Policía de Canadá arresta a cura por agresiones en internado indígena Getty images - auto de policía referencial
Lee También >

Policía de Canadá arresta a cura por agresiones en internado indígena

El viernes fueron batidos en Francia récords de calor para el mes de junio en al menos 11 municipios, entre ellos Carcasona (sur), donde se registraron 40,4°C

La multiplicación de olas de calor en Europa es consecuencia directa del calentamiento global, Las emisiones de gas de efecto invernadero incrementan la potencia, la duración y la reiteración de las olas de calor, según los científicos.

Varios acontecimientos festivos, deportivos y culturales fueron anulados en los departamentos franceses en vigilancia roja y los alumnos de primaria y secundaria fueron liberados el viernes de la obligación de ir a los centros educativos.

En Francia se han tomado medidas especiales en las residencias de ancianos, todavía marcadas por la mortal ola de calor de 2003, que dejó más de 15.000 muertos.

En varios departamentos del centro de Francia, el riesgo de incendios ha sido calificado de "muy elevado", y se ha disparado el número de los incendios en las tierras de cosecha. 

En algunos invernaderos de tomates del sudoeste del país, se han alcanzado temperaturas de hasta 55º C.

Evacuaciones en España

En España este sábado proseguían los incendios, en especial el de la Sierra de Culebra, en la región de  Castilla-Leon (centro-oeste), donde cerca de 11.000 hectáreas se quemaron el viernes.

Según las autoridades regionales, "el fuego a esta hora presenta menos virulencia y la altura de las llamas ha disminuido en algunas zonas".

Más de 200 habitantes de esta zona montañosa cercana a la frontera con Portugal debieron ser evacuadas el viernes ante el avance de las llamas.

España está sufriendo una excepcional ola de calor desde hace casi una semana. Más de  3.000 personas fueron evacuadas del parque de atracciones del Puy du Fou España, en el centro del país, debido a un violento incendio cerca del lugar.

En el noreste de España centenares de bomberos luchaban contra varios incendios declarados en Cataluña, en el "día más complicado de este episodio en el plano meteorológico", según ellos.

Un incendio declarado cerca de Baldomar, en la provincia catalana de Lérida, destruyó  1.000 hectáreas de bosque, según las autoridades. En la vecina región de Aragón, al menos 1.200 hectáreas fueron quemadas en el municipio de Nonaspe.

Sequía en Italia 

En el norte de Italia, la Lombardía se prepara a declarar el estado de urgencia debido a una sequía récord que amenaza las cosechas, y donde el agua está racionada ya en varias localidades de la región. Se trata de la peor sequía en 70 años.

En Alemania, la ola de calor empezó a llegar desde el viernes, y este sábado las temperaturas podrían elevarse hasta los 40ºc

Por tercer día consecutivo, el Reino Unido registró el viernes su jornada más calurosa del año, con temperaturas que superaron los 30ºC a primera hora de la tarde. 

El calentamiento global provoca sequías y acelera la desertificación en muchas regiones del planeta, declaró el viernes el secretario ejecutivo de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD), Ibrahim Thiaw, en la conferencia que se celebra en Madrid.

La ONU llamó el viernes a "actuar ahora" contra la sequía y la desertificación, para evitar "desastres humanos".