Mundo

Leopoldo López se reencuentra con su familia en Madrid

dw
DW
Por Deutsche Welle
Líder opositor venezolano ya está con su esposa Lilian Tintori, sus tres hijos y su padre, confirmó la cancillería española.

El emblemático líder opositor venezolano Leopoldo López que llegó este domingo a Madrid, ya se reunió con su familia, confirmaron fuentes oficiales y de la familia. 

El ministerio de Exteriores español confirmó en un comunicado la información, afirmando que el líder antichavista de 49 años, quien permaneció refugiado por 18 meses en la residencia del embajador español en Caracas, ya se pudo "reunir con su familia" residente en Madrid: su esposa Lilian Tintori, sus tres hijos y su padre.

"Sí, puedo confirmar que está en Madrid", dijo con emoción en la voz el padre del opositor, el eurodiputado Leopoldo López Gil, quien declinó esta vez en señalar desde qué país vino su hijo. Pero el sábado había afirmado que tras abandonar la residencia del embajador español en Caracas salió de Venezuela de forma "clandestina" por la frontera con Colombia.

Prensa no lo vio en Barajas

Periodistas de la AFP apostados toda la mañana en el aeropuerto de Madrid/Barajas no pudieron ver a Leopoldo López, lo que hace pensar que salió por la puerta de autoridades a la que no hay acceso.

Según una fuente cercana a la familia, López ofrecerá en los próximos días una rueda de prensa en Madrid, ciudad que alberga a otros líderes opositores venezolanos que salieron de forma subrepticia de Venezuela, como el exalcalde de Caracas Antonio Ledezma.

Carismático exalcalde del acomodado municipio caraqueño de Chacao, fue sentenciado en 2015 a casi 14 años de prisión, acusado de incitación a la violencia en protestas contra el gobierno de Maduro que dejaron 43 muertos y unos 3.000 heridos entre febrero y mayo de 2014.

En 2017 recibió arresto domiciliario, tras lo cual fue liberado por sus guardianes y participó en un fallido alzamiento de una treintena de militares el 30 de abril de 2019, que fue respaldado por el jefe parlamentario Juan Guaidó. Tras el fracaso del levantamiento, López se refugió en la casa del embajador de España en Caracas, donde se encontraba en calidad de huésped.