Mundo

Madre murió de COVID-19 sin poder abrazar a su hija recién nacida: solo la vio por videollamada

gofundme.com
Por T13
Vanessa Cárdenas González fue separada inmediatamente de su pequeña hija después del parto, indicó su familia.

Una madre perdió la batalla contra el coronavirus sin tener la oportunidad de poder tocar a su hija recién nacida, en Los Angeles, Estados Unidos.

Vanessa Cárdenas González, de 33 años, resultó positiva en el examen de COVID-19 en noviembre pasado, solo unos días antes de dar a luz, por lo que al momento de nacer su pequeña ‘Heaven’, tuvieron que ser separadas inmediatamente, dijo su familia a la cadena de televisión local KTLA.

“No querían exponer a la bebé, así que la sacaron”, reveló su esposo, Alfonso González.

Tras ser dada de alta del hospital, le dijeron a Vanessa que se mantuviera en cuarentena lejos de la bebé y su familia mientras estaba en casa. “Estaba muy enferma”, recordó Alfonso. “Ella me dijo cuando íbamos a casa, 'Quiero que la bebé esté en la habitación conmigo' y le dije: 'No, Vanessa, no puedes’”.

Según una página de GoFundMe creada para la familia, Vanessa solo vio a su recién nacido en FaceTime (videollamada) mientras estaba aislada en casa. Aunque se esperaba que se recuperara, Alfonso dijo que la condición de Vanessa empeoró rápidamente y llamó a una ambulancia cuando tuvo problemas para respirar.

De acuerdo a los informes, la llevaron de urgencia al Centro Médico de UCLA en Westwood, donde sufrió un ataque cardíaco y daño cerebral. A Vanessa le pusieron un ventilador y no se le permitieron visitas. Murió en el hospital aproximadamente un mes después, el 14 de diciembre, consignó People.

“La parte más difícil para mí es que ella no pudo sostener en brazos a su bebé”, dijo su esposo, quien ahora quedó a cargo de tres hijos: Rubén de 11 años, Joshua de 7 y Heaven, de un mes.