Mundo

Millonario usa autopista alemana para probar la máxima velocidad de su auto

dw
Bugatti
Por Deutsche Welle
Radim Passer alcanzó velocidades extremas en un tramo de la autopista A2, y la reacción de las autoridades alemanas no se hizo esperar.

El Ministerio de Transporte de Alemania criticó la publicación de un video en el que un millonario checo conducía su automóvil deportivo de alta potencia por una autopista de Alemania, a velocidades de hasta 414 kilómetros por hora.

Un video publicado en línea este mes muestra a Radim Passer acelerando su Bugatti Chiron a velocidades extremas en un tramo de la autopista A2 de Alemania, entre Berlín y Hannover.

Passer escribió en el video que la carrera fue filmada el año pasado en un tramo recto de 10 kilómetros con tres carriles y "visibilidad total".

Justicia italiana confirma condena de Robinho a 9 años de cárcel por violación en grupo AFP
Lee También >

Justicia italiana confirma condena de Robinho a 9 años de cárcel por violación en grupo

"La seguridad fue una prioridad'', dijo Passer. Sin embargo, en las imágenes se puede ver el automóvil rebasando a  otros vehículos en la carretera y la luz en el video sugiere que fue grabado en el crepúsculo.

Si bien gran parte de la red de autopistas de Alemania no tiene límite de velocidad, el Ministerio de Transporte dijo en un comunicado el miércoles que "rechaza cualquier comportamiento en el tráfico vial que lleve o pueda poner en peligro a los usuarios de la vía".

La fe al volante

"Todos los conductores deben acatar las normas de tránsito'', agregó, citando la primera cláusula de la ley de tránsito de Alemania, que establece que "cualquiera que participe en el tráfico debe comportarse de tal manera que ninguna otra persona resulte en peligro”.

La ley también requiere que los conductores "conduzcan a una velocidad que es permita mantener en todo momento el control del vehículo''.

Passer, quien según Forbes ocupa el sitio 33 entre las más ricas de la República Checa, con una fortuna de 6.600 millones de coronas checas (308 millones de dólares), sugirió en el video que para la conducción apelaba tanto a su fe como a sus habilidades al volante.

"¡Damos gracias a Dios por la seguridad y las buenas condiciones, ya que pudimos alcanzar la velocidad de 414 km/h!'', escribió.