Mundo

Operación Cóndor: Justicia de Italia solicita la extradición de tres ex soldados chilenos

Twitter
Por T13
Rafael Ahumada Valderrama, Manuel Vásquez Chahuan y Orlando Moreno Vásquez son solicitados para responder por la muerte de dos italianos en 1973.

La Justicia de Italia solicitó la extradición de tres ex soldados chilenos por crímenos cometidos en el marco de la Operación Cóndor.

Los chilenos solicitados por la justicia del país europeo corresponden a Rafael Ahumada Valderrama, Manuel Vásquez Chahuan y Orlando Moreno Vásquez, quienes fueron condenados a cada perpetua en Italia por la muerte de dos ciudadanos italianos en 1973.

La solicitud fue realizada por la ministra de Justicia italiana, Marta Cartabia, y según indica el diario La Repubblica, se pidió igualmente a la Justicia de Chile la detención provisional de las tres personas. La petición fue remitida igualmente a la Embajada de Italia en Santiago.

Los tres militares fueron condenados en ausencia por el asesinato y desaparición en 1973 de los ciudadanos italo-chilenos Juan José Montiglio y Omar Venturelli durante la Operación Cóndor, ejecutado por las dictaduras del Cono Sur en las décadas de 1970 y 1980 contra opositores.

La Operacoón Cóndor fue una operación coordinada para reprimir opositores de izquierda, que los regímenes militares de Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay, Uruguay y Chile, gobernado entonces por el dictador Augusto Pinochet, pusieron en marcha en plena Guerra Fría.

Montiglio, conocido como Aníbal, era un estudiante de biología de origen italiano que se sumó al llamado GAP, el grupo de militantes que se encargaba de la defensa personal del presidente socialista Salvador Allende y fue uno de los que permaneció a su lado hasta su derrocamiento y muerte, el 11 de septiembre de 1973.

Tras el bombardeo del palacio presidencial de La Moneda y la muerte de Allende, los soldados de Pinochet condujeron a Montiglio a un cuartel en las afueras de la ciudad, lo obligaron a cavar su propia tumba, le dispararon y arrojaron una granada para asegurarse de que su cuerpo desapareciera.

Sin embargo, un pequeño fragmento de su cuerpo fue hallado 44 años después y reveló la verdad sobre el detenido desaparecido.

Por su parte Venturelli,  hijo de emigrantes italianos, que se ordenó joven sacerdote, lideró al pueblo mapuche en la ocupación de tierras y por ello fue suspendido por el obispo Bernardino Piñera.

Luego entró a formar parte del movimiento revolucionario, se casó y fue profesor de la Universidad Católica de Temuco. 

Desapareció el 10 de octubre de 1973 y se estableció que se encontraba en la llamada caravana de la Muerte organizada por el general Sergio Arellano Stark, uno de los represores más crueles y simbólicos de la dictadura chilena, quien encabezó una de las operaciones de exterminio más brutales y murió en 2016.

La investigación de las desapariciones de italianos en el Chile de Pinochet remonta a 1998. 

Veintitrés italianos que vivían en Chile, Bolivia, Perú y Uruguay fueron asesinados en el marco de la Operación Cóndor.