Mundo

Pareja pidió ensalada de fruta en restorán y recibió indignante mensaje homofóbico en la boleta

Facebook It Italy
Por T13
Leonardo y Edgar denunciaron por las redes sociales que fueron víctimas de discriminación y homofobia.

Leonardo y Edgar cenaron el domingo pasado en un local denominado 'It Italy' en Córdoba, Argentina, donde pidieron ñoquis, tiramisú y una ensalada de frutas. Todo iba bien hasta que al momento de pagar y retirar el postre para llevar, observaron la frase en la boleta que desató su malestar.

"Compramos el menú con un postre y como estábamos apurados, pedimos el postre para llevar", relató Edgar a El Doce de Córdoba. Allí se encontraron con el mensaje discriminatorio: "Ensalada de frutas para llevar a los putos".

Tras darse cuenta de la situación, la pareja se acercó a la cajera para que les diera una explicación. "Le dijimos a la chica que lea el ticket. No me voy a olvidar nunca su cara de 'me quiero matar'", relató Edgar al canal El Doce de Córdoba.

Al llegar a su casa, los dos compartieron en Facebook una foto de la boleta para visibilizar su reclamo. "Se me nubla el pensamiento cuando intento creer que aún existe gente con tanta bronca y odio a un pibe común, como yo, que solo intentó comer ñoquis y ensalada de frutas. Es hora de replantearse la gente con la que nos rodeamos y 'trabajamos'. Más empatía con el prójimo, por favor!", escribió Leonardo en la red social.

Al día siguiente y luego de viralizarse la imagen, los abogados del restorán informaron que la empresa inició "la investigación correspondiente" ante el "episodio de presunta discriminación" y aseguraron que se trata de una empleada "en período de prueba".

En esta misma línea, expresaron que "la empresa no consentirá ningún trato discriminatorio hacia nadie. De comprobarse dicho episodio, que en tal caso sería de única y exclusiva responsabilidad personal de esta chica, se tomarán las medidas pertinentes y sanciones que correspondan".

Este lunes, y según consignaron medios argentinos, la agencia llamó a la pareja para devolverles el dinero gastado, sin embargo ellos no aceptaron. Por el contrario, indicaron que concurrirán al Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) para realizar una denuncia por discriminación.