Mundo

Pareja se esposó por tres meses para poder mejorar su relación en Ucrania

Instagram
Por T13
Un hombre de 33 años y una mujer de 28 comenzaron el pasado 14 de febrero esta especie de terapia que, aseguran, les ha servido para dejar de discutir.

Un insólito experimento está realizando una pareja ucraniana desde el pasado 14 de febrero. Un hombre de 33 años y una mujer de 28 decidieron esposarse y hacer todo juntos en su vida, con el objetivo de mejorar su relación que, según cuentan, se había debilitado los últimos meses producto de las discusiones.

Esta especie de terapia que tomaron ambos jóvenes de manera voluntaria la comenzaron precisamente el último Día de los Enamorados y durará, si continúan, tres meses. Además, están registrando todo su proceso en redes sociales.

“En cuanto al confort físico, con el paso de los días nos vamos acostumbrando cada vez más. Se vuelve más fácil”, dijo Alexandr Kudlay a Reuters desde Kharkiv, Ucrania, donde vive la pareja.

“Solíamos terminar una o dos veces por semana cuando, durante otra pelea, Vika volvió a decir que teníamos que romper, le respondí: 'Entonces te uniré a mí'”, agregó.

Según cuenta el hombre, su novia Viktoria Pustovitova rechazó la propuesta en un inicio, pero finalmente cambió de opinión. 

“Decidí que será una experiencia interesante para mí, que traerá a mi vida nuevas emociones brillantes que no había experimentado antes. Lo amo, así que tomé la decisión de hacerlo", explicó Pustovitova.

La fama de la pareja se ha propagado en redes sociales, donde han ganado miles de seguidores este mes que llevan con su terapia e incluso estuvieron en la televisión ucraniana, que contó su historia al país.

Ambos reconocen que continúan teniendo diferencias, como era su relación, pero aseguran que los momentos íntimos han mejorado en las últimas semanas.

“Las peleas entre nosotros no desaparecieron, seguimos peleando. Pero cuando nos acercamos a un callejón sin salida y no hay entendimiento entre nosotros, simplemente dejamos de hablar en lugar de empacar nuestras cosas y marcharnos”, dijo Kudlay.