Mundo

Hombre denuncia que lleva nueve años recibiendo pizzas en su casa que no ha pedido

Agencia Uno
Un belga de 65 años dice que ha sido víctima de una broma que ha durado casi una década y que incluso le ha generado traumas. “Empiezo a temblar cada vez que escucho una moto en la calle”, aseguró.

Un hombre de 65 años reveló hace algunos días una curiosa historia que podría parecer graciosa si es vista como una broma, pero que le ha afectado, hasta incluso hacerlo pedir ayuda a la policía, por lo molesto que ha sido el acoso.

El ciudadano belga acusó, en una entrevista con el medio Het Laatste Nieuws, que los últimos nueve años de su vida, han llegado periódicamente repartidores de pizza a su casa sin que él las hubiese pedido.

Si bien comentó que en un inicio pensaba que era un error en la dirección que ingresaban desde los distintos restaurantes de comida, el hecho se volvió habitual y no ha parado.

Hombre denuncia que lleva nueve años recibiendo pizzas en su casa que no ha pedido

"Ya no puedo dormir. Empiezo a temblar cada vez que escucho una moto en la calle. Y temo que venga alguien a dejarme pizzas otra vez", contó Jean Van Landeghem al medio.

"Puede ser cualquier día y a cualquier hora. Incluso me han traído pedidos a las 2:00 de la madrugada", agregó el hombre, quien además aseguró que en una ocasión llegó un repartidor con 14 pizzas a su hogar.

Van Landegham aseguró que le ha pedido ayuda a la policía para que intenten parar con este acoso en su contra, sin embargo, eso no ha sido posible y aún desconoce quién es la persona que le envía las pizzas.

El hombre aclaró que nunca ha pagado por los pedidos que no ha hecho por lo que no se trata de un tema de dinero, y también manifestó su preocupación por la cantidad de comida que se pierde en esos despachos falsos.