Mundo

Presidente de México supervisa en terreno labores de rescate de mineros

AFP
Por AFP
Los familiares de los mineros están esperanzados en que los obreros estén protegidos del agua que inundó el yacimiento.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, supervisaba este domingo las labores de rescate de diez mineros atrapados desde hace cuatro días en una mina de carbón en el estado de Coahuila (norte).

López Obrador llegó en horas de la tarde al poblado de Agujita procedente de Colima (centro), donde realizaba una gira de trabajo, para conocer de primera manos los trabajos que se han dificultado por la inundación del yacimiento.

"Voy a ver cómo está el rescate. Voy a ver cómo está la situación", dijo el mandatario a la prensa antes de salir de Colima.

López Obrador había dicho el sábado que ese iba a ser "decisivo", pero no se anunciaron avances significativos en el intento de rescate.

Nuevo presidente de Colombia pide terminar con fracasada AFP
Lee También >

Nuevo presidente de Colombia pide terminar con fracasada "guerra" antidrogas en el mundo

La jornada concluyó sólo con la reducción de 2,5 metros de la inundación. Desde el miércoles se han extraído unos 9,5 metros, de un total de 34 metros de profundad, según han informado autoridades a los familiares.

En la zona, se han cavado varios canales para el desagüe. Algunos parecen estrechos ríos con un fuerte caudal.

La mina, de unos 60 metros de profundidad, está ubicada en Agujita, comunidad del municipio de Sabinas, a unos 1.130 km al norte de Ciudad de México, en la región carbonífera de Coahuila, fronterizo con Estados Unidos.

Los familiares de los mineros están esperanzados en que los obreros estén protegidos del agua que inundó el yacimiento.

El accidente ocurrió el miércoles pasado cuando los trabajadores se toparon con un área contigua llena de agua que al derrumbarse inundó la mina.

Casi 400 efectivos del Ejército, Protección Civil y otras dependencias trabajan en las labores de rescate, concentradas en la extracción de agua con potentes bombas enviadas por el gobierno federal para que buzos rescatistas puedan descender.

Pero la filtración de agua de una mina aledaña ha complicado esas labores, según autoridades.

Angustia de familiares

Apostados desde el día del siniestro a unos metros de la entrada de la mina, resguardándose del intenso sol bajo árboles y toldos que ellos mismos han llevado, los parientes esperaban este domingo ansiosos el momento en que los buzos puedan bajar.

Las autoridades encargadas de las tareas para liberarlos entregan informes sobre los avances exclusivamente a las familias, algunas acompañadas de niños. 

Alicia Huerta, cuñada de Margarito Rodríguez, uno de los mineros atrapados, declaró a la AFP que este domingo les notificaron que aunque avanza la extracción de agua, los buzos aún no saben cuándo podrán descender.

"Ellos (los buzos) les dijeron (a las autoridades) 'no les sabemos (decir) cuándo (se podría descender)', porque depende de las horas" que se demore la extracción, afirmó Huerta, de 44 años, tras la reunión con la secretaria de Trabajo de Coahuila, Nazira Zogbi.

Los accidentes en minas de esta zona suceden regularmente.

En junio de 2021, siete mineros murieron tras el colapso de otra mina de carbón en Múzquiz, también en Coahuila, principal productor de ese mineral en México.

El más grave accidente minero en esta región ocurrió el 19 de febrero de 2006, cuando una explosión de gas en la mina Pasta de Conchos, controlada por el conglomerado Grupo México, provocó la muerte de 65 trabajadores. Solo dos cuerpos fueron rescatados. 

Revisa también este video: