Mundo

Presidente de Perú dice que expropiará las clínicas privadas si no acuerdan tarifas con el gobierno

AFP
Martín Vizcarra le dio 48 horas a las compañías para aceptar alguna de las ofertas que les ha presentado el gobierno para utilizar las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) del sector privado.

El Gobierno de Perú y las clínicas privadas de aquel país han mantenido en los últimos días una serie de reuniones con el objetivo de acordar el pago que recibirán los recintos médicos por atender a pacientes de COVID-19 que son trasladados hasta allá ante la falta de camas en los servicios públicos.

Sin embargo, de momento no ha habido acuerdo entre las partes, por lo que este miércoles el Presidente peruano Martín Vizcarra advirtió que si en 48 horas las clínicas no llegan a un acuerdo con el Ejecutivo serán expropiadas, tal como lo permite la Constitución.

Presidente de Perú dice que expropiará las clínicas privadas si no acuerdan tarifas con el gobiernoAFP

“La tarifa propuesta por el Gobierno, que es razonable, no satisface a las clínicas privadas (...) No podemos esperar indefinidamente. Vamos a esperar 48 horas para que lleguen a un acuerdo. De no ser el caso, pensando en la salud, en la vida, y pensando en el artículo número 1 de la Constitución, invocaremos al artículo 70 de la Constitución”, expresó Vizcarra en rueda de prensa.

El artículo citado por el mandatario asegura el derecho a la propiedad privada de todos los peruanos, sin embargo, acota que se puede privar de este derecho por una “necesidad pública” o “seguridad nacional”.

“El derecho de propiedad es inviolable. El Estado lo garantiza. Se ejerce en armonía con el bien común y dentro de los límites de ley. A nadie puede privarse de su propiedad sino, exclusivamente, por causa de seguridad nacional o necesidad pública, declarada por ley, y previo pago en efectivo de indemnización justipreciada que incluya compensación por el eventual perjuicio”, dice el artículo.

Perú ha confirmado hasta este miércoles más de 260 mil casos por coronavirus y en las calles ha habido protestas por la carencia de equipos médicos en el servicio público para enfrentar el COVID-19, sin embargo, según las autoridades no ha colapsado el sistema de salud todavía.

Es por eso que Vizcarra reconoció el deseo de “tener en reserva las clínicas privadas para seguir atendiendo a la población”, aunque advirtió que “si nos rebasa, tendremos que usar la oferta privada a precio razonable”.