Mundo

Se cierra el agujero de ozono más grande registrado sobre el Ártico

Captura: atmosphere.copernicus
Por T13
Científicos aseguran que los niveles de ozono han aumentado y han cerrado un agujero récord.

Se ha cerrado el agujero de ozono que se formó sobre el Ártico y que finalmente se convirtió en el más grande jamás registrado.

Los científicos que estaban rastreando el agujero en el Servicio de Monitoreo Atmosférico (CAMS) de Copérnico hicieron el anuncio a fines de la semana pasada, señalando que el agujero "bastante inusual" no fue causado por la actividad humana sino por un vórtice polar ártico particularmente fuerte, dijo CAMS.

[LEE TAMBIÉN]: A QUÉ SE DEBE EL INUSUAL AGUJERO DE LA CAPA DE OZONO ENCONTRADO EN EL ÁRTICO

Por lo tanto, lo más probable es que su recuperación no pueda rastrearse hasta la reducción de la contaminación debido a la pandemia de coronavirus.

"COVID-19 y los bloqueos asociados probablemente no tuvieron nada que ver con esto", dijo el grupo en Twitter. "Ha sido impulsado por un vórtice polar inusualmente fuerte y de larga vida, y no está relacionado con los cambios en la calidad del aire".

Aún así, el agujero era enorme: la mayor parte del ozono que generalmente se encuentra a unos 11 kilómetros en la estratosfera se agotó, dijo el grupo. La última vez que se observó un agotamiento químico tan fuerte del ozono en el Ártico ocurrió hace casi una década.

[LEE TAMBIÉN]: CAPA DE OZONO: AGUJERO SOBRE EL POLO NORTE PREOCUPA A EXPERTOS

Un vórtice polar es un área grande de baja presión y aire frío que rodea los dos polos de la Tierra, según el Servicio Meteorológico Nacional. Los vórtices polares siempre existen, pero generalmente se debilitan durante el verano y se fortalecen en el invierno. El vórtice polar en el Ártico es típicamente más débil debido a la presencia de tierra cercana, así como a cadenas montañosas que perturban el clima más que su contraparte en el sur, dijo CAMS.

La capa de ozono se encuentra entre 14 y 35 km. sobre la Tierra. Nos protege de la radiación ultravioleta.

A diferencia del agujero que se desarrolló sobre el Ártico, el agujero de ozono antártico en el hemisferio sur generalmente es causado por sustancias químicas como el cloro y el bromo que migran a la estratosfera. Esto ha provocado que se desarrolle un agujero de ozono en la Antártida anualmente durante los últimos 35 años.

También ha habido buenas noticias: el año pasado, el agujero de ozono antártico fue el más pequeño desde que se descubrió por primera vez.

CAMS no predice que los números de ozono volverán a los niveles extremadamente bajos experimentados a principios de abril, ofreciendo algo de esperanza en estos tiempos sombríos: la capa de ozono se está curando lentamente, de una forma u otra.