Mundo

Taiwán denuncia incursión de aviones chinos por segundo día consecutivo

dw
Shao Jing/picture alliance
Por Deutsche Welle
La cifra de aviones militares chinos que se adentran en la ADIZ taiwanesa ha aumentado en los últimos meses, según las autoridades de la isla.

Un total de 19 aviones de combate chinos entraron el 2 de octubre por la noche en la Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ) de Taiwán, según un comunicado del Ministerio de Defensa de la isla publicado este domingo (03.10.2021) en su página web.

Según el Ministerio, los aviones accedieron a la ADIZ por la zona suroeste y, tras el envío de aviones desde Taiwán que realizaron un seguimiento y les instaron a retirarse, dieron la vuelta y abandonaron el área.

El sábado, el Ministerio declaró en un comunicado que un total de 38 aviones chinos habían entrado en la ADIZ taiwanesa el pasado 1 de octubre, día en el que Pekín celebraba el aniversario de la proclamación de la República Popular China. Entre los 38 aeroplanos del 1 de octubre -que accedieron a la ADIZ en dos oleadas- había un H-6, que tiene la capacidad de transportar bombas nucleares.

Hu Xijin, editor del Global Times -periódico dependiente del oficial Diario del Pueblo- escribió en Twitter: "Estos aviones que aparecen en el Estrecho de Taiwán son una nueva ceremonia del pueblo chino para celebrar los días festivos. Si las autoridades de Taiwán continúan sus provocaciones, habrá más aviones en el Día Nacional del año que viene".

La cifra de aviones militares chinos que se adentran en la ADIZ taiwanesa ha aumentado en los últimos meses, según las autoridades de la isla. El 24 de septiembre, Taiwán denunció que 24 aviones de combate chinos llevaron a cabo incursiones similares a las del sábado poco después de que Taiwán solicitara incorporarse al Acuerdo Progresivo e Integral para la Asociación Transpacífica (CPTPP), algo a lo que Pekín se opone "categóricamente".

China reclama para sí la soberanía de Taiwán, a donde se retiraron los nacionalistas chinos tras su derrota en la Guerra Civil china. En opinión de Pekín, la isla es una provincia rebelde para cuya reunificación no ha descartado el uso de la fuerza.