Mundo

En noche de Halloween: Una llamarada solar podría interrumpir las redes eléctricas de la Tierra

getty images
Por T13
Esta erupción solar es la más potente que se haya visto en el ciclo meteorológico actual.

El sol lanzó una erupción solar masiva durante el viernes 29 de octubre que se dirige a la Tierra. Sería la tormenta más fuerte registrada en el ciclo meteorológico actual.

Según informa New York Post, algunos expertos afirman que este fenómeno podría traer consecuencias en las señales eléctricas de nuestro planeta.

Talibanes matan a dos personas por poner música en una boda AFP (Referencial)
Lee También >

Talibanes matan a dos personas por poner música en una boda

Y tal como informó el Centro de Predicción del Clima Espacial de Estados Unidos, ya se habrían registrado apagones temporales en algunas radios de sudamérica.

Esta llamarada, que es una expulsión de plasma de la capa exterior del sol, se llama corona y la NASA la clasificó como X1, que es la clase más alta que puede obtener. 

Se estima que la la erupción podría presentarse en la Tierra durante este fin de semana largo, lo que la haría coincidir con la celebración de Halloween.

La Dra. Tamitha Skov, física del clima espacial, publicó en Twitter que el fenómeno es “¡Un éxito directo para Halloween! ¡La tormenta solar lanzada hoy durante la llamarada X está realmente dirigida a la Tierra!".

El impacto en el planeta de esta llamarada puede afectar el campo magnético, lo que a su vez influye en las redes eléctricas y de comunicaciones.

"La radiación dañina de una llamarada no puede atravesar la atmósfera de la Tierra para afectar físicamente a los humanos en el suelo", explicó la NASA según el citado medio.

"Sin embargo, cuando son lo suficientemente intensos, pueden perturbar la atmósfera en la capa por donde viajan las señales de comunicaciones y GPS", añadieron.

Eso sí, debido a la intensidad de la llamarada, es probable que cualquier interrupción que cause sea temporal.

En 1989, otra fuerte erupción solar descargó partículas cargadas eléctricamente a la Tierra, las cuales afectaron a la ciudad canadiense de Quebec, que se quedó sin energía por nueve horas.