Mundo

Vientos huracanados de "Isaías" causan destrozos en Estados Unidos

dw
DW
Por Deutsche Welle
Ciclón provocó tornados y lluvias intensas a su paso por la costa este estadounidense.

Dos personas murieron cuando la tormenta Isaías provocó un tornado que impactó un parque de casas rodantes en Carolina del Norte y otras tres personas fallecieron por la caída de árboles y las fuertes corrientes, informaron las autoridades el martes.

Isaías mantuvo vientos máximos sostenidos de 105 km/h hasta 18 horas después de haber tocado tierra en Carolina del Norte como huracán, pero su velocidad se redujo a 80 km/h hacia las 8 de la noche del martes, hora del este de Estados Unidos. El ojo de la tormenta atravesaba al anochecer el centro de Vermont y se movía en dirección norte-noreste a 65 km/h.

En su veloz paso hacia el norte, el Centro Nacional de Huracanes advirtió sobre posibles inundaciones repentinas en el Valle del Río Hudson de Nueva York y la posibilidad de desbordamientos de ríos de leves a moderados en otras partes de la región noreste de Estados Unidos.

Las fuertes lluvias provocaron la muerte de una persona en Pensilvania cuando su vehículo fue arrastrado por el agua y llevado río abajo. Dos más fallecieron por árboles derribados por la tormenta en Maryland y la ciudad de Nueva York, dijeron las autoridades.

Reguero de escombros

En la ciudad de Nueva York, además de la persona que murió tras la caída de un árbol sobre su coche, otra persona resultó severamente herida por la caída de una rama, dijo el alcalde Bill de Blasio.

Con vientos sostenidos de 80 km/h según el Centro Nacional de Huracanes (NHC), el ciclón causaba estragos, tapizando las calles de escombros, cerrando carreteras y obligando a cancelar de decenas de vuelos.

Los servicios de transporte público también estaban suspendidos, incluido el ferry a Staten Island. 

Mientras un tornado que atravesó Windsor, en Carolina del Norte, arrasó con campamento de casas rodantes a menos de 3 kilómetros de distancia. En un video aéreo de la televisora WRAL-TV se ve a rescatistas con coloridas camisas buscando entre trozos de madera y otros escombros. Cerca del lugar, un vehículo estaba volcado.

"No parece real, parece algo de la televisión. No hay nada ahí”, dijo John Holley, jefe de policía del condado Bertie, señalando que 10 casas rodantes quedaron destruidas. Todos mis agentes están ahí en este momento. Prácticamente todo el campamento de casas rodantes desapareció”.