Nacional

Colegio Médico rechaza proyecto para cultivo de cannabis medicinal

Agencia Uno
Por T13
En la última sesión del Consejo Nacional del gremio se aprobó el informe en que se expresa el desacuerdo con la iniciativa y afirman que "no da resguardos necesarios para un tratamiento adecuado, seguro y basado en la evidencia, y con potenciales efectos negativos conocidos".

Este miércoles 26 de junio, el Colegio Médico publicó un informe en el que se expresa el desacuerdo con la iniciativa de la ley de "Cultivo Seguro". 

En enero de este año, se inició en la comisión de salud del senado la discusión del proyecto de ley que busca incorporar y regular el uso medicinal de productos derivados del cannabis. La iniciativa busca modificar el Código Sanitario, modificando las regulaciones que la Ley 20.000 hace sobre la Cannabis y sus productos derivados.

El principal cambio sería permitir que las personas siembren, planten, cultiven o cosechen cannabis, requiriendo para esto la sola autorización de un médico a través de una receta, sin necesidad de la autorización por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).

El texto publicado por el gremio es un informe realizado por el mismo, donde detalla su postura en contra del proyecto indicado, "ya que no da los resguardos necesarios para otorgar un tratamiento adecuado, seguro y basado en la evidencia, para las personas que buscan en la marihuana la solución a un problema de salud no resuelto por el sistema de salud”.

“No estamos dispuestos a indicar sustancias cuyos potenciales efectos negativos sobre la salud son conocidos, sin el respaldo de pruebas de eficacia, seguridad y calidad necesario para hacerlo de manera responsable y respetando los principios éticos básicos que nos exige nuestro quehacer profesional, como tampoco estamos dispuestos a ser un medio para la legalización de facto de una sustancia sabidamente nociva para la salud de la población”, explican en la declaración del informe.

El gremio también indicó dentro de sus consideraciones del proyecto, que "la legislación actual sanciona como una falta el consumo o porte en vía pública. Nadie se va a la cárcel por consumir, sino que por traficar. En este sentido, este proyecto de ley no es necesario, ni adecuado, para prevenir que traten como “delincuentes” a los que pretenden dar un uso terapéutico a la marihuana". 

"Dado que la evidencia científica no ha demostrado de manera convincente la utilidad clínica del uso de cannabis o sus componentes, la indicación de esta planta no estaría dentro de una buena práctica clínica", agregan. 

Finalmente, el informe recoge PROPUESTAS planteadas a continuación: 

  • No comprometer a los médicos a recetar un conjunto de sustancias de las cuales no se saben sus composiciones, su utilidad clínica y la cual presenta riesgos conocidos.
  • Trabajar junto a las Sociedades científicas y MINSAL un plan para cubrir efectivamente la necesidad de las personas con epilepsia refractaria y otras enfermedades neurológicas, basándonos en las medidas terapéuticas que sabemos que son efectivas y seguras.
  • Trabajar junto a las Sociedades científicas y el MINSAL, un plan para garantizar el acceso a cuidados paliativos no oncológicos, que incluya cobertura de oportunidad y financiera.
  • Actualmente en Chile la promoción de “cannabis medicinal” y “conductas cannábicas” transgreden el Código Sanitario. Proponemos trabajar en conjunto con SENDA y el MINSAL, mejores medidas de regulación y control.
  • Proponemos instancias para mejorar la educación que se entrega a la población y los médicos en formación sobre el tema, de modo de tomar mayor conciencia sobre el riesgo de la disminución de la percepción de riesgo y del uso indiscriminado de esta droga.
  • Trabajar en conjunto con SENDA y MINSAL, políticas de prevención efectivas, tanto prevención ambiental estructural, como prevención programática, basadas en la evidencia, en la línea de los estándares internacionales de la prevención y el tratamiento de Naciones Unidas (UNODC y OMS).
  • Por último, queremos manifestar nuestra disposición a trabajar sobre cualquier proyecto de ley o intervención que se quiera discutir, pero basándonos en las medidas que sabemos que han resultado ser más costo-efectivas y siempre velando por la salud de nuestra población.