Nacional

Viernes Santo: Arzobispo Ezzati encabeza vía crucis en La Pintana

Agencia Uno
Por T13
En el "Año de la Misericordia" el cardenal llevará su recorrido en la comuna donde orará por los más necesitados.

En el "Año de la Misericordia", el arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, eligió la comuna de La Pintana para llevar a cabo junto a los pobladores, el tradicional vía crucis de Viernes Santo. 

A las 6 de la tarde comenzará la liturgia desde la Parroquia San Esteban Mártir de La Pintana. El cardenal encabezará el recorrido y alzará una oración en su recorrido de las 14 estaciones que estarán dispuestas en diferentes sectores de la comunidad.

El arzobispo, junto a la comunidad, se detendrá frente a distintos puntos para rezar por quienes más necesitan y por diferentes temas que envuelven al sector, además de la oración alzará una exortación en cada estación, para luego retornar a la Parroquia. 

Durante el Jueves Santo, el arzobispo de Santiago llamó a los sacerdotes del país a ser mensajeros de la esperanza y a que este año, pese a las dificultades, sea un 2016 de la esperanza.

En la homilía, realizada el Jueves Santo en la Catedral Metropolitana, el cardenal lavó los pies de inmigrantes y dedicó palabras a todos quienes han llegado al país, desde América Latina y el mundo, y aseguró que “aquí en la Iglesia y en nuestro país, ellos deben sentirse hermanos, no son extranjeros".

El arzobispo hizo un llamado a “dejarnos lavar los pies por Jesús" y a que "dejemos que Jesús nos lave de nuestra miseria, de nuestra soberbia, de nuestra indiferencia, de nuestro orgullo y de todos nuestros pecados". 

Cristianos del mundo se reúnen en Jerusalén 

Miles de peregrinos del mundo rehicieron en este Viernes Santo en Jerusalén, el camino que siguió Jesús cargando la cruz hasta llegar al lugar de su crucifixión. Los fieles recorrieron en procesión la Vía Dolorosa, situada en el sector oriental de Jerusalén. La procesión terminó en la iglesia del Santo Sepulcro, construida sobre la supuesta tumba de Cristo. 

Cristianos de todo el mundo se reúnen el viernes de Pascua en Jerusalén