Nacional

Las semejanzas con Chile del informe "Big Data" que analizó a los "Chalecos Amarillos" en Francia

Por Pablo Cádiz
La empresa Alto Analytics-a la que fue adjudicado el polémico informe sobre la presunta injerencia extranjera en el estallido social en Chile- analizó el uso de las redes durante las protestas que complicaron al gobierno de Macron, y donde se detectó la presencia de cinco comunidades clave, una "fuerte" presencia de medios rusos y la existencia de usuarios en redes con un "comportamiento no humano". Sin embargo, en este caso, no existió mención alguna a figuras musicales.

El nombre de Alto Data Analytics o Alto Analytics se ha hecho conocido en las últimas horas. Esto luego que el diario La Tercera revelara que esta empresa sería la responsable del polémico informe de "big data" sobre el estallido social en Chile, el que habría detectado una supuesta influencia extranjera -tanto de medios rusos como de figuras musicales- sumado a categorizar a los jóvenes, y aficionados al K-Pop, como uno los actores clave de la movilización. Un informe que el gobierno entregó a la fiscalía, pero del que luego diversas reparticiones negaron haber sido los que pidieron el informe

La empresa española -con sedes en Madrid, Washington y Sao Paulo- dice ofrecer servicios de análisis de grandes datos, combinando "tecnología y experiencia humana para ayudar a las organizaciones de todo el mundo a obtener información clara y práctica todos los días".

"En Alto creamos claridad, fuera del caos del ruido digital", añade la empresa en su página web

En cuanto a su método de trabajo dicen analizar a personas "clave" y "temas que están en evolución", añadiendo que "es fundamental comprender cómo se desarrollan las controversias y la reacción ciudadana en tiempo real".

"Alto identifica rápidamente cualquier comportamiento coordinado o poco auténtico dirigido a alimentar el descontento social, la polarización o la contaminación del debate público", aseguran en su sitio web.

Es en esta área de trabajo que la firma fundada en 2012 por Alejandro Romero -un ex funcionario de empresas como Viacom, Vodafone y Alcatel-Lucent- publica cada cierto tiempo informes sobre diversos conflictos sociales o hitos políticos. Uno de ellos, aborda la crisis de los "Chalecos Amarillos", como se denominó al movimiento que complicó al Presidente de Francia, Emmanuel Macron, por el alza de los combustibles. 

El informe –publicado el 13 d febrero de 2019, y que se encuentra disponible en inglés ingresando a este enlace- analizó las primeras semanas del movimiento, recolectando datos generados entre el 13 de noviembre y el 19 de noviembre de 2019 alrededor de “todo el mundo”.

Se trató, dicen, de un análisis de 11,5 millones de resultados, provenientes de 1 millón de autores, quienes crearon 538 mil diferentes conversaciones a través de diversas plataformas como Facebook, Youtube, Instagram, Blogs, foros y otras comunidades digitales, incluyendo las secciones de comentarios con que cuentan los medios que dieron cobertura al movimiento. Esto, aseguran, poniendo el foco en entender el rol y la influencia digital de políticos, la sociedad civil y las plataformas o medios digitales en darle forma al debate sobre los “Chalecos Amarillos”

El informe señala que una "pequeña minoría" influyó en el debate digital, donde medios emergentes franceses, así como medios extranjeros como Russia Today y Sputnik jugaron un rol crucial en la creación de contenido y en la conducción de narrativas clave.

La empresa, además, distingue los roles de las principales redes sociales: mientras Facebook fue utilizado como herramienta para coordinar a los manifestantes, las medidas contra la desinformación con que cuenta Twitter fueron ganando visibilidad. 

El giro del debate y las "comunidades clave"

El informe comienza mostrando cómo la cobertura mediática fue cambiando durante el paso de las semanas. Mientras que en un comienzo, los medios digitales no tomaron tanta importancia al tema, en la segunda ola de protestas (24 de noviembre) la violencia en las protestas fue el foco de los medios y los ciudadanos. Luego, durante la tercera y cuarta ola de protestas, la mayor parte de los contenidos se enfocaron en la violencia policial y las críticas al gobierno de Macron. “El movimiento de los ‘Chalecos Amarillos’ no estuvo inicialmente asociado a ideologías políticas. Sin embargo, nuestra investigación muestra cómo grupos de izquierda y derecha tomaron la oportunidad para atacar al gobierno y vincular ideologías al movimiento”, señala el informe.  

Y, al igual que en el informe sobre el “Estallido Social” en Chile, la investigación distingue cinco comunidades. Esto, dicen, a partir de un programa llamado “Alto Analyzer”, que permitiría “construir e identificar a la mayor comunidad de usuarios” que interactúan respecto al debate de los "Chalecos Amarillos" en la red social Twitter, poniendo especial foco en la propagación de mensajes (retuits). En este sentido, dan cuenta de 438 mil autores o nodos de contenidos, quienes crearon más de 10 mil comentarios en relación a movimiento sociales.

Es a partir de este análisis que en la empresa española identificaron cinco grupos o comunidades clave. 

1-Quienes respaldan a los "Chalecos Amarillos" (52,8% del total):

Conformado principalmente por ciudadanos y personas que no están adscritas a ideologías políticas durante el debate. Son ellos –dice Alto- quienes reportaron sobre la violencia policial y criticaron al gobierno. “Son satíricos”, señala el informe, que detalla que este grupo corresponde a un 52,8% de los autores de las publicaciones analizadas.

2-Quienes respaldan a Macron (15,3% del total):

La empresa señala que si bien empatizan con las protestas, también defienden al gobierno. Son -dicen- los menos conectados con la comunidad que impulsa la iniciativa de los "Chalecos amarillos”. Pese a la solidaridad inicial con las protestas, esta comunidad habría girado en torno a una crítica hacia lo que consideran un “secuestro” del movimiento por parte de grupos violentos tanto de izquierda como de derecha.  

La empresa señala que un análisis de los 50 nodos más influyentes mostró cómo la comunidad que apoya a Macron fue perdiendo poder en su capacidad de conducir el debate público, sumado a una incapacidad para capitalizar el hecho de pertenecer a una de las comunidades más grandes. De hecho, solo 4 de los 50 más influyentes pertenecen a este grupo. 

3-Los de la iniciativa de los "Chalecos Amarillos" (13,8%): 

Se trata de los miembros de esta comunidad, quienes enfocan sus publicaciones en sus demandas sobre los precios del combustible, pero también respecto de la violencia policial y de definir sus protestas como “no políticas”.

El análisis identifica dentro de este grupo a integrantes y líderes de “La Francia Insumisa”, promotores de la candidatura de Jean-Luc Mélenchon a las presidenciales francesas de 2017 (de ideas ecosocialistas y en rechazo de los grandes tratados de comercio) y de Generación, un movimiento socialdemócrata surgido en 2017. Agrupaciones que el informe sindica como “muy cercanas y opositoras a la comunidad de derecha”. 

4-Los de derecha (8,3%):

El informe señala que los usuarios de esta comunidad han utilizado las redes para criticar al gobierno y culpar a la izquierda de los hechos de violencia.  

5-Nuevos medios (7,9%)

Los usuarios de esta comunidad, explican, están agrupados en el centro del debate, penetrando en todas las comunidades. 


Usuarios con comportamiento "no humano"

El informe sobre la crisis de los "Chalecos Amarillos" asegura que se logró identificar usuarios con patrones de "comportamiento no humano", publicando entre 45 a 700 mensajes por día.

"Asumiendo que tienen una jornada de ocho horas diarias a la semana, estas cifras representan un promedio de entre 6 a 91 mensajes por hora, sin parar, de lunes a domingo, durante el periodo de análisis (de 37 días)”, sostiene el informe.

La empresa detalla que para determinar estos niveles "anormales de actividad" en el debate, se enfocaron en analizar casos atípicos de actividad y su frecuencia de publicación. Y sostienen que un 0,05% de los nodos más activos –correspondiente a 520 autores- crearon un 12,4% de toda su actividad en redes durante el periodo analizado. 

El análisis  de Alto Data Analytics plantea que los usuarios de alta actividad están fuertemente concentrados en dos comunidades: los grupos de derecha reúnen el 55,58% de los usuarios más activos, seguidos por la comunidad de los Chalecos Amarillos (31,54%). 

El informe advierte que ninguno de estos usuarios más activos pertenece al grupo de quienes respaldan a los "Chalecos Amarillos” pero no forman parte de ellos, indicando que esta “podría ser la única comunidad no penetrada por estrategias de desinformación”.

Alto Analytics señala que muchos de estos usuarios con alta actividad parecieran “haber sido creados a redestinados para literalmente inundar el debate en estas dos comunidades”.

El informe destaca que Twitter suspendió varias de las cuentas que presentaban un comportamiento “no humano”, entre ellas una que posteó 26 mil comentarios.

La "influencia" rusa en el debate

Al igual que el informe sobre el caso chileno, el documento de Alto Analytics da cuenta de la supuesta presencia de comentarios emitidos desde el exterior.

Aunque admite que es algo “marginal”, dan cuenta de la presencia de usuarios de Gab.ai –una plataforma de supremacistas blancos- que comenzó “su influencia desde los comienzos de la campaña”.
Por otro lado, señala que un 5,7% de los usuarios emitieron publicaciones en francés desde fuera del país para participar del debate. En tanto, un 45,8% fueron emitidos desde el país galo y un 40,8% no aparecen geolocalizados. 

En cuanto al rol de los medios, la empresa plantea que para determinar cuál medio es el más influyente, utilizaron un algoritmo que explora en la cuenta, el número de usuarios y la frecuencia con que los links de dichos medios son compartidos a través de las redes. Una herramienta que, explica, ranquea de una forma similar a como lo hacen los algoritmos de Google: los contenidos más relevantes de los sitios son más propensos a recibir más atención de los usuarios durante un periodo más grande de tiempo, sostienen. 

Twitter figura como el dominio más relevante, seguido por Youtube. En cuanto a los medios, Le Monde ocupa el puesto 5, mientras que Le Figaro se ubica en el 7, seguido de la versión francesa del Huffigton Post. Facebook aparece en el puesto 9, seguido de Liberation.

Uno de los elementos que llama la atención para la agencia es el alto alcance de Russia Today (RT), que se ubica en el puesto 16 de los más utilizados, con una fuerte presencia entre  los "Chalecos amarillos” y usuarios que se identifican con la derecha. 

Otro medio que extranjero que logra gran alcance es Sputnik, que se ubica en el puesto 35 del ranking elaborado por Alto. Un 21,04% de los usuarios de estos medios, aseguran, comparten al menos un contenido al día desde estos sitios. 

Respecto a Facebook, su contenido fue compartido 48 mil veces. En su mayoría se trató de Fanpages, eventos, videos y grupos. De hecho, se identificaron 191 diferentes eventos de Facebook asociados a la coordinación de los “Chalecos Amarillos”, los que fueron compartidos 3.500 veces por un grupo de 2.740 usuarios concentrados en entre los propios miembros de la iniciativa y miembros de grupos de derecha.