Nacional

Carabineros echa pie atrás y academia no llevará el nombre de Rodolfo Stange

Agencia Uno
Por T13
Hace poco más de una semana Mario Rozas firmó una orden de modificación para ponerle el nombre de "un personaje destacado de la historia institucional" a la Academia de Ciencias Policiales. Tras la polémica, se resolvió suspender el cambio.

Carabineros retrocedió en su decisión de renombrar la Academia de Ciencias Policiales en honor a Rodolfo Stange Oelkers, ex líder de la institución e integrante de la junta militar durante la dictadura liderada por Augusto Pinochet. 

Hace poco menos de una semana, el actual general director de Carabineros Mario Rozas había firmado una orden de modificación en la cual se bautizaría el recinto formativo como "un personaje destacado de la historia institucional". 

Este jueves, sin embargo, se comunicó que la institución resolvió: "Suspender la decisión de rebautizar a la Academia de Ciencias Policiales a propósito de la polémica generada en torno a este tema. Ello, con un claro espíritu destinado a profundizar el vínculo forjado con la ciudadanía". 

También se señala que ahora comenzará un proceso participativo para elegir un nombre que "sea representativo de la historia, el aporte y el valor de Carabineros a la sociedad".

La decisión inicial había levantado polémica sobre todo entre los políticos de oposición, donde el ex ministro del Interior y actual senador, José Miguel Insulza, la calificó como una "grave provocación".

¿Quién es Rodolfo Stange?

El ex uniformado dirigió la institución entre 1985 y 1995. En abril de 1994, el Presidente Eduardo Frei le pidió la renuncia en medio de la investigación judicial por el Caso Degollados a lo que Stange respondió: "Yo no me retiro". 

Stange estuvo a cargo de la institución cuando se produjo el secuestro Santiago Nattino, Manuel Guerrero y José Manuel Parada, quienes posteriormente fueron encontrados degollados y también fue interrogado por el asesinato de integrantes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, Cecilia Magni y Raúl Pellegrin en 1988.