Nacional

Corte mantiene prisión preventiva a Claudio Crespo, acusado de disparar a Gustavo Gatica

Agencia Uno
Por T13
El tribunal no acogió los argumentos de la defensa del ex carabinero, que pretendía modificar la medida cautelar que está cumpliendo.

La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó la prisión preventiva para el único imputado por haber disparado a Gustavo Gatica, el ex funcionario de Carabineros Claudio Crespo. La defensa del ex uniformado apeló a la resolución que mantenía la medida cautelar, sin embargo, los tribunales no acogieron sus argumentos.

“El ente investigador cita en su favor videos y testimonios sobre la ocurrencia de los hechos que, por ahora, justifican la participación del imputado en dichos acontecimientos bajo el estándar cautelar que ahora se discute, sin perjuicio de lo que se decida respecto de la prevalencia de cada prueba en el juicio oral correspondiente”, dice el fallo de la quinta sala de la corte.

Crespo está imputado como autor de apremios ilegítimos y lesiones graves gravísimas en contra de Gatica, estudiante de psicología, quien perdió la visión de ambos ojos tras recibir el impacto de dos perdigones.

El ex teniente coronel está en prisión preventiva desde el pasado 21 de agosto, tras ser formalizado por su presunta participación en los delitos perpetrados el 8 de noviembre de 2019 en medio de una protesta que se desarrollaba en las cercanías de la Plaza Baquedano. 

Según la versión del Ministerio Público, en el ataque de Crespo “hubo intención de castigar” y aseguraron que el funcionario habría ido contra los protocolos de la institución, que establecen que la escopeta antidisturbios con cartucho de goma solo pueden ser utilizados frente a hechos violentos y su "uso debe ser consecuencia de una obligación necesaria, proporcional de los medios, y cuando el empleo de otros medios sea insuficiente".

Crespo además fue dado de baja de Carabineros en junio pasado cuando se comprobó que había manipulado las imágenes de la cámara tipo GoPro que portaba el día del ataque a Gatica.

En concreto el funcionario descargó en su computador personal las imágenes antes de entregar el equipo a la PDI, lo que significó un "grave" incumplimiento de los protocolos.