Nacional

Codina y salida de protocolo con el Papa: "Ahora estoy tomándole el peso a lo que hice, pero feliz"

"Es muy difícil que vuelva a estrecharle la mano al Papa", afirmó el alcalde de Puente Alto al abordar sus motivaciones. Un momento "sublime" a juicio de Carlos Cuadrado, edil de Huechuraba, y otro de los que se sumó al saludo.

Codina y salida de protocolo con el Papa: Ahora estoy tomándole el peso a lo que hice, pero feliz

"Ahora, la verdad, estoy tomándole el peso a lo que hice, pero feliz" relata desde el teléfono el alcalde de Puente Alto, Germán Codina. 

El jefe municipal sorprendió a los equipos de protocolo del Vaticano y La Moneda al bajar de la tarima dispuesta para las autoridades para saludar al Pontífice. Un acto que fue imitado por otros alcaldes que se encontraban en el lugar como Rodolfo Carter (La Florida) y Carlos Cuadrado (Huechuraba).

 

¿Cómo surgió el saludo? Codina relata a T13.cl que "primero, le pregunté al Papa. Él iba pasando, nos miraba, y todos los alcaldes que estábamos queríamos saludarlo. Fue ahí que le dije: 'oiga, lo puedo saludar'. Él me dijo: 'por qué no'". 

"Me permitió acercarme y lo saludé. Después todos los alcaldes me dieron las gracias, porque lo pudieron saludar. 'Gracias por haber roto el protocolo', me dijeron", agregó. 

"Él ha demostrado ser un Papa preocupado por temas importantes que preocupan al mundo. Estoy seguro que va a marcar a la Iglesia"

Codina destacó el rol de Francisco y "ese mensaje social de no olvidarnos de la gente más vulnerable, de tener cuidado que el consumismo nos ciegue. Su preocupación por los inmigrantes y la gente más vulnerable". 

"Contento de haber estado ahí, me deje llevar y bueno, la verdad es que se acercaron todos los guardias, nos dijeron que volviéramos a nuestros asientos, pero es muy difícil que vuelva a estrecharle la mano al Papa", agrega. 

Otro de los que saludó al Pontífice fue el edil de Huechuraba, Carlos Cuadrado. "Al inicio fue muy emocionante, e inmovilizador, pero cuando el papa seguía avanzando y el tiempo transcurría y uno necesariamente tenía que bajarse a saludarlo", cuenta. 

"Yo me sumé porque era inevitable darle la mano a él. Quizás es de una de las emociones más grandes que uno puede tener en la vida", agregó a T13.cl 

Cuadrado agrega que "soy católico, y toda mi vida lo he sido y mis hijos también. Es sublime estrechar su mano".

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Nacional