Nacional

Defensa del tío abuelo de Tomás sostiene que no hay "evidencia que hable de un homicidio"

Agencia Uno
Por T13
Este martes se desarrolla la audiencia de formalización de la investigación contra el, hasta ahora, único imputado por la muerte del pequeño Tomás Bravo.

Este martes el Juzgado de Garantía de Arauco desarrolla la audiencia de formalización de la investigación contra el imputado por el homicidio del pequeño Tomás Bravo, quien estuvo nueve días desaparecido.

Se trata de Jorge Escobar –único detenido por la muerte de Tomás– quien es el tío abuelo del niño de 3 años y la última persona que lo vio con vida tras salir a acarrear animales en el sector rural de Caripilun, el pasado 17 de febrero.

[LEE TAMBIÉN] Caso Tomás: tío abuelo trazó y escondió mapas del supuesto camino recorrido con el menor

El hombre de 57 años, actualmente aislado en el Centro Penitenciario Biobío, en la comuna de Concepción, no está confeso y mantiene su versión de haber dejado al menor a un costado de la ruta para ir en busca de un animal.

Durante la audiencia de formalización, la defensa de Escobar afirmó que “no tenemos evidencia científica que hable de un homicidio, menos calificado”.

Tenemos que tener antecedentes que acrediten el ilícito (…) Es tremenda acusación”, cuestionó la defensoría.

Junto con apuntar a un informe del Labocar de Carabineros, que concluye que el lugar del hallazgo del cuerpo de Tomás no sería el mismo punto donde murió, la defensa indicó que no hay pruebas concluyentes de que exista participación de terceras personas en el crimen.

“Se va a mantener la causa de muerte indeterminada, en la medida que los informes no arrojen ningún tipo de información distinta (…) La causa de muerte por asfixia está desechada”, continuó la defensa.

No hay ninguna evidencia para atribuir esta muerte a ninguna persona, a terceros”, agregó.

Acerca de la tesis que maneja la defensa, de muerte natural, el abogado también comentó que “Tomás puede haber muerto de una manera muy distinta a la que hoy está planteando el Ministerio Público”.

“Esta es una formalización absolutamente apresurada, que no tiene ningún sustento”, añadió.