Nacional

Despido injustificado: Enfermera que denunció a presidente de CLC recibirá millonaria indemnización

Agencia Uno - Clínica Las Condes
Por T13
La profesional recibirá una indemnización de un poco más de 30 millones de pesos tras ser despedida por informar que Alejandro Gil obligó al personal de la clínica a vacunarlo con una tercera dosis cuando ésta aún no estaba autorizada.

Carla Garrido, quien se desempeñaba como jefa de servicios ambulatorios de la Clínica Las Condes, deberá ser indemnizada además de reincorporada a su trabajo tras ganar un juicio laboral en contra de la clínica.

Garrido denunció que el presidente de la clínica, Alejandro Gil, exigió ser vacunado con una tercera dosis de la vacuna del COVID-19 cuando el Ministerio de Salud aún no autorizaba dicha inoculación, por lo que Gil se convirtió -en ese momento- en la única persona del país en haber recibido tres dosis.

Según detalla el fallo, la profesional fue despedida el 7 de julio de 2021 mediante una carta donde se le acusó de incumplir sus funciones "al divulgar a terceros información sensible de pacientes", por lo que denunció un despido injustificado. 

Finalmente la justicia estableció que Ortiz fuera indemnizada con el siguiente detalle: 

  • $2.425.217 por indemnización sustitutiva del aviso previo 
  • $30.557.734 por indemnización de 7 años de servicio, ya incrementada en un ochenta por ciento, según lo preceptuado en el artículo 163 en relación con el artículo 168 letra c) del código del trabajo. 

El abogado de la afectada señaló que el despido se declaró injustificado "porque doña Carla Garrido en realidad cumplió exactamente sus obligaciones que estaban establecidas al interior de la propia Clínica Las Condes poniendo en conocimiento un incidente". 

Joven estudiante chileno que fue secuestrado en Bolivia llegó al país y se reencontró con su familia Twitter @EDelCastilloDC - Estudiante chileno secuestrado en Bolivia regresó a Chile
Lee También >

Joven chileno que fue secuestrado en Bolivia llegó al país y se reencontró con su familia

Sobre lo ocurrido explicó que "en el vacunatorio el presidente del directorio de Clínica Las Condes, don Alejandro Gil, obligó a su personal a aplicarle una tercera dosis en un momento en que ésta no estaba aún autorizada por el Ministerio de Salud".