Nacional

Exministra Javiera Blanco demanda al CDE por supuestas presiones para renunciar

Agencia Uno - Ex ministra Javiera Blanco
Por T13
La exautoridad, que fue investigada en el caso de malversación de fondos públicos en Carabineros, pide una millonaria indemnización por los perjuicios que le trajo su renuncia a la entidad.

La exministra de Justicia y exconsejera del Consejo de Defensa del Estado, Javiera Blanco, demandó precisamente al CDE por supuestas presiones que habría recibido por parte del organismo para renunciar a fines de 2018, cuando era investigada en la justicia por su eventual responsabilidad en la malversación de fondos públicos al interior de Carabineros.

Blanco, quien también fue indagada por dineros supuestamente malversados al interior del Senado, pide ser indemnizada por el fisco por el perjuicio que le provocó su salida del CDE, inofmró La Tercera.

La exministra acusa a la expresidenta del CDE María Eugenia Manaud de desplegar “conductas abusivas” en su contra para solicitarla la renuncia en medio de las acusaciones en su contra.

Vecino del prófugo de la justicia chilena Facundo Jones Huala asegura haberlo visto en Argentina
Lee También >

Vecino del prófugo de la justicia chilena Facundo Jones Huala asegura haberlo visto en Argentina

“La entonces presidenta del Consejo de Defensa del Estado, desempeñó sus funciones sin ecuanimidad e impartió instrucciones particulares y subjetivas, dificultando o derechamente impidiendo la concurrencia de condiciones adecuadas para que mi representada cumpliera con sus funciones en el Consejo y, por ende, del servicio”, dice la demanda patrocinada por el abogado Andrés Astudillo.

“La animosidad de la entonces presidenta y jefa superior del servicio hacia mi representada la llevaron, además, a desplegar conductas abiertamente abusivas, considerando su posición, ignorando e infringiendo las pautas legales para su cargo, y que de haber actuado con sujeción a ellas, no habría presionado injustamente a la demandante para obtener su renuncia, pues sus obligaciones como jefatura limitaban su actuación a pedir explicaciones por las imputaciones que se formulaban a mi representada, y a ordenarle formular descargos públicos”, añade.

Según explica el medio citado, la exministra pide más de 387 millones de pesos de indemnización, por el daño moral provocado y por el perjuicio económico que le generó el no haber seguido como consejera del CDE, donde recibiría más de 8 millones de pesos mensuales como sueldo y de manera vitalicia hasta los 75 años.

Revisa también este video: