Nacional

Experto por Falla de San Ramón: "En el peor de los casos generaría un terremoto de magnitud 7,5°"

Agencia Uno
Por T13
La Región Metropolitana condensa la mayor parte de la población, por lo que la construcción de viviendas sobre la falla podría ser un riesgo para las personas.

Chile es conocido por ser un país sísmico. Periódicamente se registran temblores, hechos que ya se consideran parte del diario vivir de los chilenos.

A pesar de esto, la Falla de San Ramón es una constante fuente de ansiedad porque cruza la Región Metropolitana, que condensa la mayor cantidad de población del país. ¿Puede generar un terremoto próximamente? ¿Cuál sería su intensidad?

La Comisión Especial Investigadora de la Cámara de Diputados publicó un informe al respecto el pasado 13 de octubre, en donde se señala que las nuevas viviendas que se construirán en la capital chilena estarán en la zona de riesgo de un eventual terremoto.

Conadecus demanda a Metro y acusa
Lee También >

Conadecus demanda a Metro y acusa "expropiación encubierta" de fondos de tarjetas BIP! no utilizadas

En entrevista con La Tercera, Pablo Salucci, geógrafo de la Universidad Católica, señaló que “siempre existe la posibilidad de que se produzca un nuevo evento sísmico”, ya que la falla ha estado activa, registrando terremotos hace 17.000 y 8.000 años (7,2 - 7,5 Mw).

“Hoy sabemos que es una falla activa y en base a los datos obtenidos recientemente, se puede establecer que es una falla sismogénica, es decir, puede generar sus propios terremotos”, comentó Salucci.

El geógrafo añadió que “considerando la investigación que se ha realizado y la evidencia de otras fallas similares a la falla de Ramón en el mundo, sabemos que el sismo en el peor escenario puede alcanzar una magnitud de 7,5 y dada su característica de falla cortical (poco profunda), en un evento sísmico importante, puede producir aceleraciones del suelo muy intensas en las zonas cercanas a la falla”.

El 55% de la falla está habitada, pasando por las comunas de Vitacura, Las Condes, La Reina, Peñalolén, La Florida y Puente Alto, lo que “la transforma en un elemento de riesgo real y por esto es necesario tener conciencia de la falla y tomar medidas, como por ejemplo, reconocer la existencia de la falla en los planos normativos y generar zonas de resguardo y restricciones”. 

“Además, se debe restringir la construcción sobre la traza de la falla que aún no se ha edificado. Debemos tener claro, que un sismo en este tipo de fallas, puede generar desplazamientos de bloques en la componente vertical que pueden alcanzar los dos o tres metros”, concluyó.