Nacional

Fiscal Moya critica recurso de obispado y dice que antecedentes no permitirían sobreseer a Ezzati

Agencia Uno
El persecutor que investiga las denuncias de abusos sexuales en la Iglesia aseguró que la acción judicial del Obispado de Valparaíso, que paralizó la investigación, tenía un "efecto puramente dilatorio".

El fiscal jefe de la Unidad de Alta Complejidad de la Fiscalía de O'Higgins, Sergio Moya, se refirió este martes al rechazo, por parte de la Corte de Apelaciones de Rancagua, del recurso de protección presentado por el Obispado de Valparaíso que paralizó la investigación que realiza el Ministerio Público sobre las denuncias de abusos sexuales al interior de la Iglesia.

Abusos en la Iglesia: Corte de Rancagua rechaza recurso de protección contra juez de garantía

Este martes l a Corte de Apelaciones de Rancagua rechazó el recurso de protección interpuesto por el Obispado de Valparaíso en contra el juez de garantía que ordenó una serie de diligencias por la investigación sobre abusos sexuales en la Iglesia y además dejó sin efecto la orden de no innovar que mantenía congelada la indagatoria.

Sobre este tema el persecutor fue muy crítico del actuar del obispado y aseguró que el congelamiento de la indagatoria "no tenía fundamento". También apuntó a que la defensa ni siquiera asistió a la lectura del fallo de la Corte. 

"Con la resolución de hoy (martes) que deja sin efecto la orden de no innovar, estamos en condiciones de afirmar que el recurso de protección interpuesto por personas vinculadas al Obispado de Valparaíso no fue más que una medida obstruccionista con el fin de estorbar porque ni siquiera se hicieron cargo de comparecer ante la Corte de Apelaciones para sostener su postura y menos aún han pedido, por ejemplo, la devolución del computador que motivó el recurso", explicó.

Moya aseguró que la acción judicial del obispado les impidió realizar diligencias únicamente en Valparaíso, situación que calificó como un "efecto puramente dilatorio de parte de quienes interpusieron este recurso que no se hacen cargo en definitiva de los efectos de esta acción de rango constitucional que ellos prácticamente dejaron abandonada".

El persecutor agregó que si bien se han hecho algunas diligencias, como la toma de declaraciones del obispo Gonzalo Durarte, los sacerdotes Jorge Laplagne y Raúl Hasbún, sobre este último además se decretó reserva sobre el contenido de la indagatoria, ahora la Fiscalía intentará agilizar la resolución de algunos escritos ingresados y que estaban congelados por el recurso.

Por último, el fiscal Moya se refirió a la postura de la defensa del arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, de pedir su sobreseimiento de la causa, en la que además es imputado de encubrimiento. 

"Nosotros creemos que en este caso con los antecedentes que tenemos en poder de la Fiscalía, existen antecedentes que descartan un sobreseimiento definitivo", aseguró.