Nacional

Fiscalía pide arresto domiciliario total a carabinero que disparó a malabarista en Panguipulli

Agencia Uno
Por T13
El fiscal Juan Agustín Meléndez recalcó que el sexto disparo "excede la necesidad racional del medio empleado por el imputado para impedir o repeler la referida agresión".

Pasadas las 13:00 horas de este lunes comenzó la formalización de cargos en contra de Juan González Iturriaga, funcionario de Carabineros que disparó a malabarista en la comuna de Panguipulli, región de Los Ríos.

La víctima fue identificada como Francisco Martínez, quien se negó a control de identidad realizado por los funcionarios durante la tarde de este viernes 5 de febrero.

Fiscalía formalizó al funcionario de Carabineros por el delito de homicidio simple y solicitó que la medida cautelar que se aplique, durante la investigación, sea arresto domiciliario total

Al inicio de la formalización, el fiscal Juan Agustín Melendez indicó que el imputado junto a otros dos funcionarios de Carabineros le solicitan la cédula de identidad a Martínez, quien "levantó una de las armas blancas que portaba intentando atacar al funcionario policial que retrocede y saca su arma de servicio (...) efectuando un disparo al suelo".

"Martínez Romero, pese al disparo efectuado, no depuso su actitud y continúo acercándose de frente al funcionario policial con las armas blancas en sus manos", relacó el persecutor. 

Fiscalía pide arresto domiciliario total a carabinero que disparó a malabarista en Panguipulli

Melendez continúo el relato afirmando que Martínez es llamado "a dejar las armas blancas haciendo caso omiso de ello, exhibiendo las armas blancas que portaba y realizando amenazas hacia los funcionarios de Carabineros".

"El imputado realiza dos disparos más al suelo, uno de los cuales logra herir a la víctima en una de sus extremidades inferiores y el otro disparo impacta en la estructura metálica para luego la víctima abalanzarse directamente contra el imputado con un machete en cada una de sus manos", detalló. 

Con respecto al cuarto y quinto disparo, éstos impactaron "en el tercio medio del muslo derecho y en la zona fosa iliaca derecha, lugar donde la víctima mantenía un cuchillo de mango negro de hoja metálica al interior de su ropa interior. Producto del disparo recibido, Martínez Romero se desestabiliza instante en el que imputado efectúo un sexto y último disparo innecesario en la zona toráxica". 

A juicio del fiscal, "tal disparo excede la necesidad racional del medio empleado por el imputado para impedir o repeler la referida agresión".

Además recalcó que "el disparo letal es el último (...) Yo le puedo señalar en un lenguaje no médico que es impacto que da en el corazón".