Nacional

"Concertados, decidieron darle muerte": Fiscalía detalla rol de madre de Ámbar en el crimen

Por Pablo Cádiz
Tribunal decretó la prisión preventiva para Desisse Llanos, madre de la joven asesinada y abusada sexualmente el pasado 29 de julio en Villa Alemana. Llamadas telefónicas y registros de cámaras de seguridad darían cuenta del rol clave de la mujer para ocultar el crimen.

"Concertados, decidieron dar muerte a Ámbar".

Esta es solo una de las frases que marcó la audiencia de formalización de Denisse Llanos, madre de Ámbar Cornejo, quien según el ministerio Público habría colaborado con Hugo Bustamante para dar muerte a la joven de 16 años el pasado 29 de julio en Villa Alemana. Tras oír los alegatos, la mujer quedó en prisión preventiva durante el plazo de 74 días fijado para la indagatoria. 

De acuerdo al Ministerio Público Llanos habría realizado una serie de medidas para buscar la "impunidad" del crimen, evitando que su hijo menor pudiera ser testigo de lo ocurrido y adquiriendo elementos cruciales para ocultar el cuerpo.

Llanos -afirmó la fiscal regional Claudia Perivancich- habría enviado antes de la 8 de la mañana a su hijo al colegio a buscar un beneficio social. Luego, a las 8:47 am, habría llamado a Ámbar para convocarla a su casa para entregarle dinero que mensualmente le enviaba su padre desde el norte del país.

Esta vez, a diferencia de otras oportunidades, Ámbar habría entrado al inmueble, donde se habría registrado una discusión y la joven habría quedado sola con Bustamante.

En relación a este punto, la fiscal María José Bowen detalló que en los últimos meses se habría producido un conflicto familiar, luego que Ámbar conociera los antecedentes delictuales de Bustamante, quien había sido condenado a 27 años de presidio por el femicidio de su entonces pareja y el hijo de esta, pero había salido de la cárcel tras recibir la libertad condicional en 2016. 

Ambar Cornejo

En ese momento Bustamante, Llanos y sus dos hijos compartían un departamento en Limache. Ámbar comenzo a pegar carteles contra Bustamante y había presentado un reclamo en la conserjería del edificio pidiendo que no se le permitiera el acceso. Tras este conflicto, "el asesino del tambor" -como se le conocía- se mudó a la casa de Villa Alemana donde tiempo después cometería el crimen.

"Esto nos hace pensar que existía un conflicto muy importante entre los imputados y la víctima", afirma la fiscal Bowen.

Así las cosas, el 29 de julio, la pareja de llanos -dijo el Ministerio Público- "procedió a golpear repetidas veces a Ámbar en diversas partes del cuerpo, introdujo con intención homicida un paño en su boca, y la accedió carnalmente, hasta ocasionar su muerte por obstrucción de orificios respiratorios".

Luego de esto Bustamante descuartizó a la menor, ubicando sus restos en tres cooler que sepultó en el piso del inmueble, en un forado que él mismo hizo y que cubrió con tablas.

La fiscalía dio cuenta de una serie de llamados entre Llanos y Bustamante, además de registros de cámaras y validación de tarjetas del metro.

El rol de Llanos en el ocultamiento del crimen

De acuerdo a la fiscalía el 30 de Julio, Denisse Llanos "con pleno conocimiento del delito que había perpetrado Bustamante, salió del departamento y adquirió en un almacén cercano una botella de pintura para pisos y dos envases cera para pisos, luego de lo cual se dirigió a la estación de Limache para llegar a a Villa Alemana dejando a su hijo en el departamento, en Limache".

"Ya en la casa, Llanos en conjunto con Hugo Bustamante ocultaron el lugar donde se encontraba el cuerpo de Ambar, encerando con productos de limpieza que ella había adquirido, el piso que había sido alterado por Bustamante", detalló.

Este viernes formalizarán a madre de Ámbar Cornejo por la muerte de la jovenAgencia Uno

Dicha cera para pisos fue encontrada en el domicilio. Junto con esto, Llanos portaba con una boleta por el mismo valor del costo de las ceras y pintura para pisos en el  almacén donde, además, fue entrevistado el dueño. 

A esto se suma un peritaje del 17 agosto que concluyó que los clavos dispuestos en el piso eran nuevos.

Por otro lado, el celular de Ámbar fue encontrado en el entretecho del domicilio, quemado y envuelto en papel aluminio el pasado 22 de agosto.

Luego, detalló el Ministerio Público, Llanos "con pleno conocimiento del delito compró una serie de objetos , gorros, lentes oscuros, joquey y elementos para acampar, para posibilitar la fuga de Bustamante".

Esta compra fue realizada por Llanos junto a Bustamante, y es ella quien paga, según consta en los registros de cámaras de seguridad. 

"Ámbar trató de protegerse sola"

La Defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, manifestó la necesidad de decretar la prisión preventiva para la madre de Ámbar, asegurando que Llanos "expuso a su hija en todas sus relaciones de su pareja a situaciones de la máxima gravedad", recordando que junto con Bustamante, su anterior pareja se encuentra formalizada por almacenar material con imágenes íntimas de la menor. 

Y en relación a Butamante enfatizó que fue la propia menor quien advirtió en un libro del edificio donde vivía que Bustamante era "un asesino psicopata y mi madre no quiere entender".

"Ámbar trató de protegerse sola, advirtiendo la maldad del sujeto con que vivía su madre, yéndose del lugar. Y nada de eso funcionó porque confió en su madre", afirmó.

Muñoz agregó que "tenemos una madre que planifica con su pareja, una pareja que ya había matado a una pareja y a un niño de 9 años, matar a su propia hija".

"Y además de planificarlo contribuye y favorece que el delito se pueda cometer, haciéndola ingresar a un domicilio a que jamas habría ingresado si ella no se lo pedía. Y mantiene un comportamiento destinado a favorecer la impunidad del hecho", remarcó.

Defensa de Llanos: "Ella es víctima de Hugo Bustamante"

En tanto, el abogado defensor de la madre de Ámbar, aseguró que la imputada habría sido "víctima" de Hugo Bustamante. 

"Ella fue amenazada y temía por su vida y la vida de su hijo", afirmó Jaime Vera.

Respecto de las pruebas exhibidas por la fiscalía, el abogado afirmó que estas no demostrarían la colaboración de Llanos.

"Esto demuestra la presencia del verdadero asesino con una persona que estaba atemorizada" y que "no está demostrado que ella haya ejecutado esos actos de facilitación".

En relación a la compra de cera -que se habría utilizado para ocultar el cambio de tablas del piso con que se ocultó el cuerpo- Vera  afirmó que se trata de elementos de aseo de cualquier casa. 

En respuesta a la supuestas amenazas, la fiscal respondió que si bien Llanos efectivamente dijo que no había denunciado a Bustamante porque habría sido víctimas de amenazas, este testimonio se habría visto debilitado a la luz de los peritajes realizados. 

"Ella no está siendo intimidada, está teniendo un comportamiento normal y comprando objetos que son propios de una huída" dijo la fiscal Perivancich.

Y no solo eso: "sin la coordinación no habría sido posible cometer el crimen. Si ella no le pide que ingresara, Ámbar no habría ingresado al inmueble".