Nacional

Defensoría acusa que mujer denunció violación y Carabineros la detuvo por infringir toque de queda

Agencia Uno
Por T13
El hecho ocurrió en la comuna de Pichilemu en la región de O'Higgins cuando estaba compartiendo con dos hombres que le habían ofrecido beber vino. Carabineros asegura que la víctima señaló haber sido violada después de ser llevada detenida.

La Defensoría Regional de O’Higgins acusó que una mujer fue detenida por Carabineros por infringir el toque de queda, en la comuna de Pichilemu, en la región de O’Higgins, cuando los llamó para denunciar una violación que había sufrido momentos antes.

Según informaron, la víctima fue abusada la noche del 5 de julio en un sector rural de la comuna, cuando estaba compartiendo con dos hombres que le habían ofrecido beber vino.

Tras perder la conciencia, la mujer despertó sola alrededor de las 04:00 de la madrugada con la ropa desordenada y dolorida, con signos de haber sido abusada sexualmente, señala la defensoría.

Frente a esta situación, la víctima acudió a la casa de una vecina, desde donde llamó al personal policial para denunciar la violación. Sin embargo, al llegar los efectivos la tomaron detenida al estar afuera de la vivienda en horario de toque de queda.

Desde la Defensoría afirman que pese a que relató lo sucedido, Carabineros continuó con el procedimiento y la llevó a constatar lesiones al hospital, donde se confirmó el daño físico atribuible a una violación.

La Defensoría señaló que Carabineros abrió una nueva investigación, sin embargo, mantuvo a la mujer retenida y la habrían llevado al control de detención donde asumió su representación el defensor público, Renato Cárcamo, quien dio cuenta de la ilegalidad de la detención, pues se trataba de una víctima que iba a presentar una denuncia y, además, de la irregularidad del procedimiento por cuanto, de ser aplicable el irrespeto al toque de queda en esas circunstancias, ambas mujeres debieron ser llevadas a la comisaría.

Por su parte, el mayor Italo Rocco, comisario de la comisaría de Pichilemu, explicó que "personal  detecta a esta mujer, la cual se encontraba en evidente estado de ebriedad, por lo cual se procede y se le notifica en el lugar su detención por encontrarse en horario de toque de queda. Es trasladada de forma inmediata al centro asistencial de la comuna de Pichilemu a objeto de constatar sus lesiones".

Y agregó: "En el centro asistencial esta persona señala, tanto al personal de Carabineros como al personal médico haber sido víctima de violación. A raíz de esto y en forma inmediata Carabinero de Chile procede a dar cuenta de este hecho al fiscal de turno, generando la denuncia respectiva y activando el protocolo correspondiente, determinando en ese mismo momento que se constituya personal de la Brigada de Delitos Sexuales de Rancagua". 

Posterior a ello, Rocco señaló que "la mujer pasa a control de detención y queda en libertad para luego de esto retomar el procedimiento conforme al protocolo del caso de delitos sexuales".

Además, según detalló Defensoría, el tribunal de Garantía de Pichilemu declaró ilegal la detención, señalando que Carabineros debió auxiliar a la mujer como víctima de un delito sexual y, en ningún caso, haberla tomado detenida por no respetar el toque de queda.

Dirigentas de oposición piden garantías para las mujeres que denuncian violencia

Al respecto un grupo de dirigentas de partidos de oposición y organizaciones feministas emitió una declaración señalando que "cuando hemos manifestado preocupación y denunciado que falta protocolos y rutas para las mujeres que viven violencia en estos meses de pandemia por parte de la política pública, este hecho nos apena enormemente porque es una grave vulneración de la integridad física de una mujer".

"Llamamos a Carabineros a tomar las medidas disciplinarias que impidan que se vuelva a producir un hecho como el denunciado. Llamamos también al Ministerio del Interior y al de la Mujer y Equidad de Género a tomar las medidas institucionales que permitan generar la verdadera protección de los DDHH y garantizar una vida libre de violencia a las niñas y mujeres de nuestro país", señalaron en un texto que firma, entre otras, Antonia Orellana, del Frente Feminista de Convergencia Social; Camila Avilés Barraza, vicepresidenta nacional de la Mujer de la DC; Jacqueline Castillo Roblero, vicepresidenta nacional de la Mujer del Partido Radical; Karina Delfino Mussa,vicepresidenta nacional de la Mujer del PS; y Claudia Pascual Grau, encargada nacional de Mujeres, del Partido Comunista.