Nacional

Paracetamol o ibuprofeno: ¿En qué se diferencian y cuándo tomarlos?

Getty Images
Por T13
A pesar de la fama de estos fármacos, que pueden ser encontrados en la mayoría de los botiquines de emergencia de las casas chilenas, muchas personas desconocen las propiedades de cada uno y para que funcionan exactamente.

Existen medicamentos que por excelencia son recomendados cuando sentimos un malestar en el cuerpo que no parece ameritar la reserva de una cita en una consulta médica.

Desde dolores de cabeza hasta problemas musculares, el paracetamol y el ibuprofeno son comúnmente recomendados por familiares o amigos. Una lista a la que en algunas oportunidades incluso se suman el ketoprofeno y el clonixinato de lisina.

¿En qué se diferencian el paracetamol y el ibuprofeno?

A pesar de la fama de estos fármacos, que pueden ser encontrados en la mayoría de los botiquines de emergencia de las casas chilenas, muchas personas desconocen las propiedades de cada uno y para que funcionan exactamente. Por esta razón, es común que varios caigan en el error de tomar uno cuando en realidad necesitaban el otro. 

Según el Instituto de Salud Pública de Chile, el paracetamol es un analgésico que está presente en diversas presentaciones de medicamentos de uso humano (comprimidos, jarabes, solución inyectable, supositorios) y se utiliza para aliviar estados febriles y dolorosos. También está presente, en asociación con otros principios activos, en productos para el tratamiento de alergia, tos, resfriados, gripe, insomnio y para el dolor moderado a intenso. 

Por otra parte, el ibuprofeno, también es un medicamento que tiene propiedades para aliviar los dolores de cabeza y bajar la fiebre, sin embargo, a diferencia del paracetamol también tiene un efecto antiinflamatorio. 

Según explicó el vicepresidente de la Sociedad de Farmacología de Chile, Javier Bravo, en una columna de opinión del portal oficial de la Universidad Católica de Valparaíso, de las mencionadas dos drogas, solo el ibuprofeno se clasifica como fármaco antiinflamatorio no esteroidal (AINE). Ambos fármacos son bastante seguros, al punto que su venta se realiza sin receta médica en muchos países, incluido Chile. Sin embargo, su uso debiera ser vigilado, ya que, a pesar de la cotidianeidad de su uso en la población, estos fármacos no están exentos de presentar efectos secundarios bastante serios.

¿Cuándo debo tomar ketoprofeno o clonixinato de lisina? 

A diferencia del los anteriores fármacos, el ketoprofeno y el clonixinato de lisina necesitan receta médica para poder utilizarse. El primero, según sus indicaciones, funciona como tratamiento para la inflamación y el dolor de enfermedades reumáticas, como artritis reumatoidea, coxartrosis o gota. 

Sin embargo, su uso prolongado puede causar problemas estomacales (úlceras), inflamación del hígado, problemas a los riñones y hemorragias. Por lo tanto, no debe ser utilizado por más de una semana a menos que su médico así lo indique.

Por otro lado, el clonixinato de lisina, se utiliza para tratar los síntomas de dolor e inflamación, leves a moderados, asociados a lesiones traumáticas, cirugías, dolor muscular y articular, postparto y mujeres que presentan períodos menstruales dolorosos.