Nacional

Sacerdote jesuita fue herido con perdigones tras emboscada en ruta de Tirúa

Agencia Uno (Referencial)
Por T13
Juan Fuenzalida Kaulen fue abordado por un individuos en una ruta de Tirúa. Desde el Gobierno lamentaron el hecho y desde Carabineros reconocieron que no se pudo identificar ni detener a los autores.

Juan Fuenzalida Kaulen, un sacerdote jesuita, resultó herido tras ser emboscado por desconocidos en una ruta de Tirúa, en la Región del Biobío, quienes le dispararon perdigones.

El delegado presidencial provincial, Mauricio Alarcón, señaló que "de acuerdo a antecedentes reportados por la policía, en el sector de Curaquidico, comuna de Tirúa, fue interceptado el sacerdote Juan Fuenzalida, obligado a hacer entrega de su vehículo y además le dispararon perdigones".

En esa línea, el general de Carabineros, Juan Pablo Caneo, jefe de la Octava Zona Biobío, indicó que sujetos "botaron árboles de tal forma de obligar a los vehículos a detenerse y robarlos y, muchas veces, robaban las pertenencias. Eso es un robo con violencia y, dentro de estas, se detuvo un jeep y se bajó un individuo, al que le quitaron el vehículo y fue agredido con impactos de escopeta".

"Posterior al hecho concurrió personal de control de orden público y hubo un enfrentamiento. Algunos vehículos resultaron con daños por munición única y munición múltiple. No resultando ningún lesionado y no pudiendo detener o identificar a los autores del hecho", agregó Caneo.

Seremi de Salud del Biobío, Héctor Muñoz, dio positivo a COVID-19: Está hospitalizado Agencia Uno
Lee También >

Seremi de Salud del Biobío, Héctor Muñoz, dio positivo a COVID-19: Está hospitalizado

A raíz de lo mismo, el cura jesuita fue trasladado al Hospital de Cañete, para luego ser derivado al Hospital Regional de Concepción.

Según pudo averiguar T13, fue dado de alta durante la madrugada del lunes, lugar desde donde se retiró por sus propios medios.

“Tenemos, lamentablemente en ese sector, no una escalda, pero sí regularmente están botando árboles que obligan a los conductores a detenerse", comentó el general Juan Pablo Caneo.

Eso mientras que el delegado presidencial Mauricio Alarcón indicó que "nosotros lamentamos, como Gobierno, profundamente este hecho, toda vez que afectó a una persona conocida, radicada hace tiempo en la zona y que trabaja con un fuerte compromiso con las comunidades ubicadas en el sector".