Nacional

Suprema define que decreto municipal que detuvo construcción de Parque Pumpin estuvo fuera de regla

df_v2
Agencia Uno
Por Diario Financiero
Con el voto de tres jueces a favor y dos en contra, el máximo tribunal definió que haber paralizado la construcción del proyecto ligado a Nicolás Ibáñez era ilegal, apoyando el fallo de la Corte de Apelaciones el año pasado.

Parque Pumpin tiene la posibilidad de seguir adelante. Así lo definió el fallo de la Corte Suprema ante la disputa legal entre la impulsora del proyecto Inmobiliaria del Puerto -ligada al empresario Nicolás Ibañez- y la Municipalidad de Valparaíso dirigida por Jorge Sharp.

La Tercera Sala del máximo tribunal ratificó el fallo que emitió la Corte de Apelaciones de Valparaíso el año pasado, el cual señaló que la decisión del alcalde, Jorge Sharp, de detener la construcción era ilegal. La decisión fue aprobada por tres ministros, mientras que dos votaron en contra, rechazando los recursos de casación presentados por la alcaldía y por terceros independientes.

El 17 de abril de 2020, la Corte de Apelaciones de Valparaíso, acogió el reclamo de ilegalidad interpuesto por la Inmobiliaria del Puerto, que acusaba que el decreto emitido por la Municipalidad de Valparaíso, que acogía el reclamo de una vecina y dispuso la invalidación del permiso de edificación, que la iniciativa obtuvo en 2015.

Con el fallo de la Suprema, se abre la posibilidad a que la firma inmobiliaria decida si continuará con la construcción del proyecto.

En julio de este año, las partes iniciaron un proceso de conciliación, que contó con tres audiencias, donde buscaron llegar a acuerdo sobre el futuro del proyecto, pero finalmente la municipalidad rechazó la propuesta de la inmobiliaria, dejando en manos del máximo tribunal la definición.

El presidente de la Tercera Sala, Sergio Muñoz, hizo recomendaciones para las bases de conciliación donde propuso reducir la cantidad de torres que contemplaba el plan de construcción. La inmobiliaria decidió disminuir de 23 a 15 edificios y también se accedió a moderar la altura para no superar los 12 pisos.

El Concejo Municipal rechazó de forma unánime las bases de conciliación, lo que según el alcalde Sharp, esto mostraría que la instancia "tiene una opinión contraria al desarrollo de este proyecto inmobiliario".