Nacional

Barrio Bellavista en alerta por realización de tocata "neonazi"

A través de redes sociales, acusan que la realización del evento es una provocación y tiene "alto contenido nacionalista, racista y antisemita".

Crédito: Google Maps
Barrio Bellavista en alerta por realización de tocata neonazi

El barrio Bellavista se encuentra en alerta por un evento llamado "Pagan War Supremacy", una tocata que ha sido denunciada como "neonazi" por parte de grupos punk.

Según consigna "Culto" de La Tercera, el evento -que se desarrollará este 20 de abril en el bar Óxido de Recoleta- contará con la presentación de bandas como Black Vortex, Sonnavind, Necrodaemon y Telal.

A través de redes sociales, diversos usuarios se han mostrado críticos a la realización del evento, incluso, existen amenazas de atacar el local, asegurando que el evento es una provocación y que su realización es un peligro.

“Es una tocata de black metal con alto contenido nacionalista, racista, antisemita y con signos reconocibles de una caricatura neonazi", asegura uno de los denunciantes al citado medio, quien decidió resguardar su identidad.

En un principio, el evento tenía como nombre "Defiende Chile", pero tras las críticas, su nombre a "Pagan War Supremacy" y las "funas" en redes sociales fueron eliminadas.

Enrique Guerra, dueño del bar, señaló que la tocata "nazi nazi, no es. Es war black metal, que es algo bien específico". En relación al evento, Guerra afirmó que nunca ha tenido problemas de seguridad en el sector y que su local cuenta con capacidad de 300 personas, además de un guardia al interior del bar y otro afuera.

En ese misma línea, Guerra asegura que el bar está a disposición de ser arrendado por cualquier persona, y que "esta vez, es sobre black metal orientado a toda la temática de guerra, Segunda Guerra Mundial: ahí están los alemanes, los nazis. Es el punto donde se puede confundir. A lo mejor son “nazis” en su vida privada, pero en un momento general no siguen el nazismo, solo la parafernalia de guerra".

En relación a las funas que ha recibido el evento, el dueño del bar Óxido señaló que nunca ha tenido problemas con los realizadores del evento y que no puede negarles la realización del mismo sin justificación. "Yo tengo un negocio y no me causa problema. Se revisará como de costumbre la seguridad, pero si vienen disfrazados de nazis, o gustan de los cascos de guerra, tanques, las guerras o Alemania, ya es cosa de ellos", aseguró.

Finalmente, Guerra consignó que producto de las funas y las posibles amenazas en redes sociales, reforzará la seguridad del local. "Reforzaré la puerta para que no entre cualquiera, y que no tengan elementos que no van a lugar. Es prevención, pero esas amenazas no generan preocupación", decretó.

Lo más visto en Nacional