LO ÚLTIMO
Peso Pluma cancela gira por Latinoamérica por problemas personales: María Becerra abrirá última jornada de Viña 2024
Negocios

Trump amenaza a Toyota para que traslade su producción de México a EE.UU.

Trump amenaza a Toyota para que traslade su producción de México a EE.UU.
T13
El presidente electo de EE.UU. advirtió a través de Twitter a la automotriz japonesa que no construya una planta en México, amenazándola con hacerla pagar un alto impuesto para ingresar a su país.

Por AFP

Donald Trump suma y sigue. Si ya esta semana había advertido a General Motors con "pesadas tasas de frontera" si continuaba con su plan de construir una fábrica en México, lo que coincidió con la posterior decisión de Ford de cancelar sus planes para edificar una fábrica en el vecino país, ahora es el turno de Toyota.

El presidente electo de Estados Unidos amenazó a la automotriz japonesa. "¡De ninguna forma! Construyan una planta en Estados Unidos o paguen una pesada tasa de frontera", expresó en Twitter. Anteriormente, había formulado una amenaza parecida a General Motors.

En su mensaje, Trump lamentó que Toyota Motors anunciara la apertura de una nueva planta en México "para construir modelos Corolla para Estados Unidos".

En noviembre, Toyota había anunciado la construcción de su 15ª fábrica en América del Norte, con una ensambladora en Guanajuato, en México, además de la planta que ya posee en Tecate, Baja California, en la frontera con Estados Unidos.

El plan del gigante nipón es utilizar esa nueva planta para el modelo Corolla a partir de 2019, en coordinación con la planta de la empresa en Mississippi (sur de Estados Unidos), y representaría la apertura de unos 2.000 puestos de trabajo.

La empresa había destinado un presupuesto de 1.000 millones de dólares a la planta en México, para una capacidad de producción de unas 200.000 unidades al año.

Bajan acciones de la automotriz

Instantes después del mensaje de Trump, las acciones de Toyota bajaban 0,55% en la bolsa de valores de Nueva York.

En semanas recientes, Trump ha aumentado la presión a las empresas automotrices para que cesen de utilizar los beneficios previstos en el acuerdo TLCAN de libre comercio, que permite la exportación hacia Estados Unidos de automóviles producidos en México.