Negocios

Banco Central activa agenda para desarrollar una moneda digital en el país

df_v2
Agencia Uno
Por Diario Financiero
El análisis considera emitir dicho instrumento de manera similar a los billetes y monedas actuales, y "podría ser usada para que las personas puedan pagar en comercios y/o entre ellas o, alternativamente".

Un grupo de trabajo de alto nivel conformó el Banco Central con el fin de generar una estrategia de mediano plazo sobre medios de pago digitales en el país. Así lo informó ayer el presidente de la entidad, Mario Marcel, en el contexto del seminario "Innovación en la industria financiera: un impulso a la reactivación e inclusión financiera", evento organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Ministerio de Hacienda de Chile.

De acuerdo a lo comunicado por la entidad, entre las materias de análisis de la instancia que liderará el consejero Alberto Naudon están los objetivos, requerimientos y regulaciones para el desarrollo de una moneda digital emitida por el banco, de manera similar a los billetes y monedas, y "podría ser usada para que las personas puedan pagar en comercios y/o entre ellas o, alternativamente, para que las instituciones financieras puedan liquidar pagos entre pares".

Actualmente, dijo la entidad, las monedas digitales de bancos centrales (CBDC, por su sigla en inglés) son objeto de atención e investigación a nivel global, "ya que tienen el potencial de facilitar distintos objetivos de política pública, como fomentar la seguridad y resiliencia de los pagos, introducir nuevas opciones de instrumentos de pagos para el público, hacer que los pagos transfronterizos sean más rápidos y a un menor costo, fomentar la inclusión financiera, entre otros".

Cámara de Diputados rechaza prohibir carreras de perros Agencia Uno
Lee También >

Cámara rechaza ley que prohibía carreras de perros por falta de quórum

El desarrollo de CBDC, agregó el comunicado, enfrenta una serie de desafíos mayores a los de la emisión de dinero físico o fiduciarios en materias como la provisión de crédito en la economía, la estabilidad financiera y la privacidad de la información de las transacciones financieras de las personas, razón por la cual un conjunto de bancos centrales están aún desarrollando sus modalidades operativas, regulaciones y pruebas de concepto, empresa a la que ahora se agrega el Banco Central de Chile.

El grupo de trabajo entregará un documento de política -llamado "White Paper"- con un marco de acción y objetivos estratégicos, líneas de acción y resultados esperados, el que se hará público en el primer trimestre de 2022.

Pagos de bajo valor

Vía teleconferencia, Marcel destacó en la ocasión el trabajo que la entidad ha desarrollado para fortalecer el sistema de pagos minoristas en el país, enfocándose especialmente en la próxima publicación de una normativa para cámaras de compensación de pagos de bajo valor que permitan desarrollar un sistema integrado de pagos minoristas instantáneos en el país; y la elaboración de una agenda sobre medios de pago digitales, incluyendo la antes mencionada emisión de un peso digital por parte del banco.

A través de estas iniciativas, señaló Marcel, el ente emisor profundizará sobre un área que involucra una relación más cotidiana y permanente con el público, donde "debe ser capaz no sólo de reconocer, sino de adelantarse a cambios tecnológicos y de las preferencias de las personas que incidan sobre el acceso, seguridad y eficiencia de los medios de pago".

La propuesta normativa -cuya versión final se publicará en las próximas semanas- busca adaptarse y dar flexibilidad a los desarrollos e innovaciones en los medios de pago de bajo valor.

En su formulación regulatoria, según se informó, considera un espacio para que las entidades que ofrecen instrumentos de este tipo al público puedan compensar y liquidar las posiciones interfinancieras que se originan en el uso de dichos instrumentos.

El desarrollo de cámaras de compensación de bajo valor permitirá la interoperabilidad de diversas plataformas que ofrecen servicios de pago al público, lo que significa que una persona podrá originar un pago desde el medio y plataforma de su preferencia (tarjetas de débito, crédito, tarjeta de prepago, pago móvil, transferencia bancaria) para que éste sea recibido por su destinatario.

Para ello, las instituciones financieras que ofrezcan un determinado servicio de pago a sus clientes necesariamente deberán tener acceso a la cámara donde se compensen esos pagos.

La normativa propuesta contribuye en esta materia al establecer que las cámaras deben implementar condiciones objetivas y no discriminatorias de acceso, avanzando de esta forma en establecer requisitos similares para que tanto emisores bancarios como no bancarios puedan ofrecer instrumentos de pago de bajo valor.