Negocios

Compañía Sud Americana de Vapores celebra 150 años con multitudinaria convocatoria

Por T13
La CSAV celebró su aniversario con un seminario en el que participaron expositores como Martin Wolf, Rolf Habben Jansen y Lars Jensen.

La Compañía Sud Americana de Vapores (CSAV) celebró su 150° aniversario con el seminario internacional "Día del Comercio Global" con una multitudinaria convocatoria.

La instancia contó con la participación de expositores que compartieron su mirada sobre la globalización y la industria marítima.

El gerente general de CSAV, Óscar Hasbún, manifestó que "quisimos celebrar esta fecha con una actividad que abra un nuevo espacio para la industria naviera y que esperamos hacer una tradición en los próximos años. En nuestros 150 años de historia hemos sido testigos de cómo el comercio global ha impulsado la transformación de las sociedades".

De igual manera, destacó que la "resiliencia, adaptabilidad a los entornos y compromiso de largo plazo son elementos que caracterizan la historia de CSAV desde sus orígenes en el siglo XIX, con la familia Lyon, y en siglo XXI con el Grupo Luksic, que asumió el riesgo de ingresar a una industria en plena crisis y empujó su transformación a una compañía global de la mano de Hapag-Lloyd".

En el seminario participaron expositores como el columnista y editor ejecutivo del Financial Times, Martin Wolf; el CO de Hapag-Lloyd, Rolf Habben Jansen; y el especialista en industria lógica, Lars Jensen, quienes presentaron sus distintos análisis y luego comentaron en un panel liderado por el presidente de CSAV, Francisco Pérez Mackenna.

Habben-Jansen subrayó la reacción de la industria en pandemia y planteó que sumar nuevas naves, reemplazar las antiguas, invertir en eficiencia en los buques existentes y avanzar en el uso de nuevos combustibles -como amonio, metanol y biocombustibles- como claves para un desarrollo más sustentable y competitivo.

A su vez, afirmó que el near-shoring es una realidad posible, dado que "podríamos ver que los clientes diversifiquen su riesgo y no estén 100% en China, sino que cambien su producción a otros países como Indonesia, India, Nepal o Egipto".

Por su parte, Wolf alertó sobre los efectos del COVID-19 y la guerra en Ucrania, apuntando que dejarán como legado una pérdida de crecimiento y una alta inflación.

"Sería razonable decir que el próximo año y medio va a ser muy difícil para la economía global, con una desaceleración importante. Vamos a superarlo si no hay otro choque global", sostuvo, añadiendo que el efecto sería más profundo en Europa y más leve en Estados Unidos.

Jensen, en tanto, comentó que la industria naviera demostró su resiliencia en la pandemia y que la digitalización y descarbonización son las claves futuras para el sector. Esto, advirtiendo, que la cadena logística aún no está normalizada, dado que la congestión en purtos sigue alta, el 7,9% de la flota sigue estancada en los puertos, aunque durante el peak de la pandemia llegó a 13,8%.

"La industria está encontrando su equilibrio", complementó.