Negocios

La primera señal de Valdés tras derrota electoral: mantiene la gradualidad y disciplina fiscal

El ministro de Hacienda dio ayer claras señales de que sigue empoderado, que no ha perdido el apoyo que lo llevó a elaborar un Presupuesto acotado en el gasto y que su hoja de ruta sigue intacta: mantener el foco en la gradualidad, la disciplina fiscal y tratar a como dé lugar de alcanzar un esquivo crecimiento.

Crédito: Agencia Uno
La primera señal de Valdés tras derrota electoral: mantiene la gradualidad y disciplina fiscal

¿Se le complica la pista al equipo económico tras resultados de las elecciones municipales?, era la pregunta que ayer circulaba en el mundo económico y empresarial. Pero en el primer día tras las elecciones municipales, Valdés dio muestras de que sigue empoderado y que no cambiará el rumbo del manejo económico, con foco en cerrar los temas pendientes y buscar impulsar el crecimiento.

Y esa es la visión, de un Rodrigo Valdés empoderado, que se llevaron los parlamentarios que participaron del tradicional almuerzo de los lunes en Teatinos 120, en medio de los cuestionamientos al comité político de La Moneda tras los resultados de la Nueva Mayoría en las elecciones municipales.

De hecho, tras participar ayer a primera hora en una reunión con la Presidenta Michelle Bachelet y los ministros de Interior, Mario Fernández; de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre; y de la Segegob, Marcelo Díaz, Valdés fue el único que enfrentó a la prensa ante los rumores de renuncia de los ministros que forman el comité político.

“No voy a confirmar ni descartar eso”, dijo antes de aclarar que “en un sistema presidencial, la Presidenta puede cambiar los ministros el día que quiera, a la hora que quiera, en el minuto que quiera. Eso siempre está en las posibilidades y es una decisión de ella”, manifestó.

Sin embargo, el que haya sido el único ministro del comité político que sacó la voz tras el encuentro en Palacio fue interpretado al interior de la Nueva Mayoría como la confirmación que, en este momento, cuenta con la absoluta confianza de la Jefa de Estado para continuar con el manejo económico que había planteado hasta este momento, el cual se sostiene en la gradualidad y la disciplina fiscal.

Asimismo, los presidentes del Senado, Ricardo Lagos Weber (PPD), y de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade (PS), plantearon durante la jornada que el Ejecutivo debe tener una hoja de ruta para lo que queda de gobierno, priorizando cuatro grandes temas, entre ellos, el crecimiento económico. De esta forma, se cuadraron con el discurso del ministro Valdés de los últimos meses. “Seguir insistiendo en hacer demasiadas cosas no nos lleva al éxito en las tareas que nos proponemos cumplir”, dijeron.

Agenda

Valdés fue el único de los ministros que mantuvo su agenda de actividades públicas. Cerca del mediodía asistió a la sede del ex Congreso en Santiago para presentar a la comisión mixta de diputados y senadores de Hacienda la propuesta que moderniza la Superintendencia de Valores (SVS), transformándola en una Comisión para el Mercado Financiero (CMF). Se espera que la iniciativa sea votada mañana en dicha instancia, para su posterior aprobación en ambas cámaras.

Más tarde, el economista se reunió en el tradicional almuerzo de los lunes en el comedor de Teatinos 120 con los diputados oficialistas José Miguel Ortiz (DC), Marcelo Schilling (PS), Fuad Chaín (DC), Pablo Lorenzini (DC)  y el senador Carlos Montes (PS). Con ellos discutió los tiempos de tramitación de los proyectos que impulsa la cartera, entre ellos, el que fortalecerá el pilar solidario, aumentando en 10% las pensiones de los jubilados de menores recursos, y que sería ingresado al parlamento en las próximas horas.

Posteriormente, se reunió con los máximos ejecutivos de la firma de gestión de activos Blackrock, encabezados por su presidente y director ejecutivo, Laurence Fink.  Durante la cita, según un comunicado de Hacienda, “se repasó la actualidad y tendencias de la economía local e internacional”.

Más tarde recibió la “sorpresiva” visita del ex ministro de Interior, Jorge Burgos, para tomar un café y “conversar de política” según reconocen conocedores del encuentro.

Por último, el ministro Valdés encabezó la séptima reunión entre el gobierno y los representantes de la mesa del sector público, encuentro que no tuvo un final feliz luego que los trabajadores fiscales rechazaran la propuesta del Ejecutivo de incrementar las remuneraciones y beneficios en 3,2% y 6% en el caso de los salarios más bajos del sector.

De esta forma,  el gobierno ingresará hoy al Congreso el proyecto de reajuste al sector público sin el acuerdo con la Mesa del Sector Público, pero con el compromiso de los parlamentarios oficialistas de tramitarlo de forma exprés para ir despejando temas. Otro “triunfo” político del “empoderado” Valdés.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios